Mississippi aprueba retirar los símbolos de la Confederación de su bandera

El territorio sureño es el último en retirar la insignia del bando confederado en la guerra civil de su enseña estatal

David Flynt fuera del Congreso de Mississippi con un grupo que apoya la bandera estatal actual.
David Flynt fuera del Congreso de Mississippi con un grupo que apoya la bandera estatal actual.Rogelio V. Solis / AP

Los legisladores del Congreso de Mississippi aprobaron este domingo retirar los símbolos de la Confederación de su bandera. El Estado sureño es el único que conserva en su enseña el emblema que para los afroamericanos es el símbolo del racismo y la esclavitud desde la Guerra Civil. La histórica decisión llega después de más de un mes de protestas contra el abuso policial hacia los negros, que ha motivado una serie de cambios más allá de los protcolos en los departamos de la policía. El gobernador republicano Tate Reeves adelantó que apoyará la histórica decisión y que, una vez que firme el proyecto de ley y que, la bandera estatal perderá su estatus oficial después de 126 años.

La bandera está formada por franjas horizontales azul, blanco y rojo. En la parte superior izquierda hay un recuadro rojo, con una aspa azul con 13 estrellas blancas -por las primeras colonias estadounidenses-. Ese recuadro es el que ha causado división desde hace más de u siglo. Para sus detractores es uno de los emblemas favoritos del grupo supremacista Ku Klux Klan y el trauma sureño de la esclavitud y la segregación de los afroamericanos, que era legal hasta hace poco más de cincuenta años atrás. Para los que la defienden y enseñan con orgullo, es una seña identitaria y un legado histórico independiente de su connotación racial. En 2001 Mississippi celebró un referéndum para ver si quitaban o no el símbolo de la bandera. La mayoría blanca decidió conservarla.

Pero de esa votación han pasado casi dos décadas. Ahora se respira un ambiente distinto. La herida racial está muy abierta. A pesar de que los afroamericanos representan menos del 40% de la población del territorio sureño, el 72% de los muertos por coronavirus son negros, según los datos del departamento de salud estatal. Además, hace un mes George Floyd murio en las manos de un policía blanco a plena luz el día, lo que provocó la mayor ola de protestas raciales desde el asesinato de Martin Luther King. Desde entonces en muchas ciudades se han derribado monumentos de personajes que defendían la supremacía blanca y la esclavitud. Incluso el Pentágono está discutiendo su renombrar bases militares bautizadas en honor a oficiales confederados que lucharon contra la Unión en la Guerra de Secesión.

La propuesta de quitar el símbolo de la Confederación tuvo un apoyo bipartidista esta tarde. En la Cámara de Representantes 91 legisladores votaron a favor y 23 en contra. En el Senado fue 37 versus 14. Ahora el gobernador Reeves debe firmar la propuesta y una vez que lo haga, se dará un plazo de 15 días para quitar las enseñas. “La discusión sobre la bandera de 1894 se ha vuelto tan divisiva como la bandera misma”, dijo Reeves en un comunicado, “y es hora de ponerle fin”. La ley aprobada en el Congreso, además eliminar la bandera, propone crear una comisión de diseño para una nueva con el requisito de que tenga escrita la frase “En Dios confiamos”. En noviembre se votará por el diseño.

Más información

Lo más visto en...

Top 50