El presidente de Serbia apuntala su poder con una arrolladora victoria de su partido

El Partido Progresista Serbio de Aleksandar Vucic obtiene el 61,2% de los votos, según el escrutinio parcial

Aleksandar Vucic, al declarar la victoria de su partido en las elecciones, este domingo en Belgrado.
Aleksandar Vucic, al declarar la victoria de su partido en las elecciones, este domingo en Belgrado.ANDREJ CUKIC / EFE

El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, consolida su poder con la arrolladora victoria de su partido, el Progresista Serbio, en las elecciones legislativas celebradas este domingo. La formación obtiene un 61,2% de los votos, según el escrutinio parcial (61% de los votos) anunciado este lunes. En segundo lugar queda el Partido Socialista, su compañero de coalición, con un 10,4%. Apuntalado por redes clientelares, el poder del conservador y pragmático Vucic no deja de crecer.

“Llevo mucho tiempo en política y nunca he vivido un momento así. Hemos logrado una enorme confianza de la gente, la mayor jamás en Serbia”, declaró Vucic el domingo en la sede de la su formación, en Belgrado, al celebrar el resultado.

Las elecciones eran ante todo un plebiscito sobre Vucic, presidente desde 2017 y antes primer ministro, como muestra que, aunque como jefe de Estado no figuraba en las papeletas, la lista de su partido llevaba por nombre “Aleksandar Vucic, por nuestros hijos”.

Los datos de participación (un 48%, ocho puntos porcentuales menos que en los anteriores comicios, de 2016) apuntaban también a la escasa influencia de la estrategia de Alianza por Serbia, la organización paraguas que aglutina al grueso de la oposición (desde la izquierda hasta la extrema derecha), de boicotearlos al considerar que no reunían las condiciones democráticas y de pluralidad de expresión básicas para ser una competición real. Más aún cuando parte de la caída puede deberse al miedo al virus.

Aparentemente, pesó más en los votantes la estabilidad, el impulso económico (es el país europeo que más ha crecido en el primer trimestre del año, un 5%) y el control relativo de la pandemia. Pese a un reciente rebrote, Serbia solo ha registrado 261 muertes en una población de 7,2 millones de personas. El país vivió semanas de estricto confinamiento, pero los organismos internacionales estiman que su PIB apenas caerá entre el 3% y el 3,5%. En compensación, cada jubilado recibirá el equivalente de 130 euros y el resto de adultos, de 100.

La lista del alcalde de Nuevo Belgrado, Aleksandar Sapic, de centro-derecha, obtuvo el mejor resultado (3,7%) entre los opositores que concurrieron. Los serbios elegían entre 21 opciones. Para entrar en el Parlamento, es necesario obtener al menos el 3% de los sufragios.

Inicialmente previstas en abril y aplazadas por el coronavirus, han sido las primeras elecciones en Europa tras el confinamiento. En los colegios electorales se repartieron mascarillas -que no son obligatorias en el exterior-, había gel hidroalcohólico y se controló el distanciamiento social. También la campaña fue anómala, sin mítines por miedo a rebrotes en un país que comenzó la desescalada el mes pasado y en el que los partidos de fútbol se celebran con público.

Tras la votación, un Vucic en principio aún más reforzado recibirá cada vez más presiones de Estados Unidos y de la UE para cerrar un acuerdo con Kosovo para el reconocimiento de la exprovincia serbia, en la que la minoría serbia vota este domingo para las parlamentarias y que declaró en 2008 una independencia reconocida por unos 100 países. El pacto es clave para que Belgrado pueda ingresar eventualmente en la UE (está en negociaciones, pero van poco avanzadas) y Kosovo, en la ONU. Precisamente, este jueves, Richard Grenell, enviado de Donald Trump para este diálogo, anunció que se encargará de una primera parte de las conversaciones entre Belgrado y Pristina, centrada en la economía, y la UE, de la siguiente, la política. Ambas delegaciones se reunirán en la Casa Blanca el próximo día 27.

Más información

Lo más visto en...

Top 50