Europa advierte a Israel contra la anexión de parte de Cisjordania

El ministro de Exteriores de Alemania, país que presidirá la UE a partir de julio, afirma en Jerusalén que la expansión territorial “es incompatible con la ley internacional”

El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, el martes, en Jerusalén.
El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, el martes, en Jerusalén.Europa Press

El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, ha llevado hasta Jerusalén un firme mensaje europeo para que Israel suspenda los planes de anexionarse a partir del 1 de julio un 30% de Cisjordania. Berlín –que ejercerá desde esa fecha las presidencias de turno de la Unión Europea y del Consejo de Seguridad de la ONU– advirtió este miércoles de que la expansión israelí a costa del territorio palestino ocupado “es incompatible con la ley internacional”.

Alemania es uno de los principales aliados de Israel en el mundo, con el que mantiene una relación especial. Formó incluso parte del grupo de países que apuntalaron con sus alegaciones favorables la posición israelí ante la Corte Penal Internacional, cuya fiscalía ha instado la apertura de una causa por crímenes de guerra relacionados con el conflicto con los palestinos. Pero Berlín también defiende un estricto acatamiento al derecho internacional, que expresa una posición hegemónica entre los Veintisiete de la que solo se aparta con claridad Hungría.

La anunciada anexión de los asentamientos de colonos y del valle del Jordán en Cisjordania, en resumen, viola la ley internacional y hace inviable la solución de los Estados. Este fue, en esencia, el mensaje europeo. Maas expresó la “grave preocupación” de Alemania por el proyecto de absorción territorial israelí, “en tanto que país amigo especial”.

Pero también se abstuvo de plantear represalias en caso de que se ejecute la ampliación de la soberanía en Cisjordania. La prensa hebrea apunta, no obstante, que también alertó a sus interlocutores en Jerusalén de que otros países de la UE pueden acabar adoptando sanciones económicas o culturales contra Israel, e incluso reconocer oficialmente al Estado de Palestina. “Compartimos esa misma preocupación con nuestros socios europeos”, recalcó.

La visita no tuvo en ningún momento tono amenazador. “He venido a conocer los planes del nuevo Gobierno”, precisó Maas. “Existe un acuerdo en el seno de la UE para que intentemos buscar el diálogo. Alemania sigue comprometida con la vía de la negociación y está decidida a impulsar su reanudación entre israelíes y palestinos”, concluyó.

El primer viaje oficial fuera de Europa del ministro de Exteriores alemán tras la declaración de la pandemia sirvió además como estreno del nuevo jefe de la diplomacia israelí, el centrista Gabi Ashkenazi, antiguo jefe del Ejército al igual que Benny Gantz, primer ministro adjunto y titular de Defensa en el Gabinete de coalición dirigido por el conservador Benjamín Netanyahu. El ministro germano se reunió más tarde tanto con el jefe del Gobierno y como con Gantz antes de proseguir su gira en dirección a Jordania.

Pese a que desde hace más de una semana es posible viajar a Cisjordania sin restricciones, Israel impidió tácitamente la visita de Maas a Ramala, sede administrativa de la Autoridad Palestina, al advertirle de que se vería obligado a someterse a una cuarentena de 14 días si atravesaba la Línea Verde de separación.

Ashkenazi se esforzó en despejar los balones que le lanzaron durante la conferencia de prensa conjunta con su homólogo alemán. Insistió en que “aún no ha comenzado el debate” sobre la anexión en el interior del Gobierno. “El plan [del presidente Donald Trump] será aplicado de forma responsable, en coordinación con Estados Unidos y de acuerdo con los acuerdos de paz suscritos por Israel [con Egipto y Jordania] y sus intereses estratégicos”, puntualizó. La llamada Visión para la paz presentada a comienzos de año por la Casa Blanca da carta blanca a Israel para aprobar la anexión territorial parcial de Cisjordania con ciertas condiciones.

Netanyahu trata de acelerar ahora la declaración de soberanía con el reconocimiento de EE UU a fin de poder contar con la bendición presidencial antes de los comicios de noviembre, en las que el magnate republicano se juega la reelección. Las negociaciones entre israelíes y palestinos se encuentran suspendidas desde abril de 2014. La Autoridad Palestina tacha las propuestas del plan de Trump de desproporcionadamente parciales en favor de los intereses del Estado judío.

Más información

Lo más visto en...

Top 50