Doctor Phil, Doctor Oz, los doctores que incendian la Fox con el coronavirus

Los mediáticos especialistas se disculpan por minimizar el virus y hacer un llamamiento para volver a la normalidad

El doctor Phil McGraw recibe un premio en el paseo de la fama de Hollywood, en Los Ángeles, el 21 de febrero.
El doctor Phil McGraw recibe un premio en el paseo de la fama de Hollywood, en Los Ángeles, el 21 de febrero.Chris Pizzello / AP

Más allá de su apabullante fama en televisión, los doctores estadounidenses Phil McGraw, Mehmet Oz y Drew Pinsky tienen en común que los tres han participado en programas de Fox News para comentar el impacto del coronavirus y, luego de sus respectivas apariciones, se han visto obligados a pedir disculpas por sus polémicas aportaciones. Mientras los máximos expertos de la salud recomiendan quedarse en casa para atajar la propagación del brote en Estados Unidos, epicentro de la pandemia, McGraw comparó la cifra de muertes causadas por el virus con las de ahogados en piscinas y las de accidentes automovilísticos: “y no cerramos el país por eso”, defendió. Oz fue más allá y propuso abrir las escuelas, ya que “solo nos puede costar entre un 2 a 3% en términos de mortalidad total”, afirmó. Por último, Pinsky insistió durante semanas que la gripe era peor que el coronavirus.

Phil McGraw no estudió medicina, pero en prácticamente todos los hogares de América se refieren a él como “doctor”. Le debe el término a su doctorado en Psicología, pero desde hace más de una década que no tiene licencia para ejercer como tal. Hace 18 años que conduce el programa Dr. Phil, un espacio de autoayuda seguido por millones de telespectadores cada mañana. La revista Forbes lo eligió el presentador más poderoso de la televisión americana en 2016, dejando atrás a figuras mundialmente más reconocidas como Ellen Degeneres o Jimmy Fallon. Ese hombre asistió el jueves pasado al programa El ángulo de Ingraham, en la cadena Fox, para minimizar el daño provocado por el coronavirus, en medio de incipientes protestas en los Estados conservadores que reclaman levantar las órdenes de restricción.

McGraw advirtió de que la economía estadounidense se estaba derrumbando durante la pandemia por lo que urgía volver a la normalidad. Para defender su punto, enumeró que 40.000 personas mueren al año por accidentes automovilísticos, 480.000 por fumar tabaco y “360.000 a causa de las piscinas”, cuando según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) se produjeron 3.536 ahogamientos involuntarios en EE UU entre 2005 y 2014. “...No cerramos el país por eso, pero, ¿lo estamos haciendo por esto?", cuestionó en la cadena de noticias favorita de Donald Trump. El famoso presentador recibió un alud de críticas por su falta de rigor en las cifras y porque ninguna de las causas de muerte citadas son producto de contagios, por lo que no se pueden comparar con el coronavirus.

"Anoche dije que, como sociedad, hemos elegido vivir con ciertos riesgos mortales controlables todos los días: fumar, accidentes automovilísticos, nadar. Y sí, sé que eso no es contagioso, así que probablemente fueron malos ejemplos”, sostuvo en un vídeo divulgado el pasado viernes, donde aclaró que el dato de ahogamiento era erróneo, ya que dijo haber citado la cifra mundial y no la de Estados Unidos. Agregó que las personas deben seguir las recomendaciones de los expertos en salud y que el país debía permanecer cerrado si eso ayudaba a proteger a las personas. “Si no le gustó mi elección de palabras, me disculpo por eso”, afirmó.

Dos días antes de la polémica aparición de McGraw, el doctor Oz, también conocido como “el doctor de América”, participó del programa de Sean Hannity en Fox News. El cirujano cardíaco, que saltó a la fama en el show de Oprah Winfrey, al igual que “Dr. Phil”, provocó un malestar generalizado cuando sostuvo que reabrir las escuelas en todo el país parecía una “propuesta apetitosa”. Tras decir que leyó en una revista de medicina que la tasa de mortalidad solo alcanzaría entre el 2% y el 3%, aclaró: “Cualquier vida es una vida pérdida, pero que cada niño regrese a una escuela para que los educan, alimenten y le saquen el máximo provecho a sus vidas con un riesgo teórico en la parte trasera, podría ser una compensación que algunas personas considerarían”. Al día siguiente, en Twitter, se excusó. “Me di cuenta de que mis comentarios sobre los riesgos en las escuelas han confundido y molestado a la gente, lo cual nunca fue mi intención”, publicó.

Uno de los doctores-celebridades que también se ha disculpado es el doctor Drew. El internista no solo fue a Fox News, sino a varias televisiones a comienzos de marzo, para decir que los medios eran el verdadero peligro de esta crisis, ya que estaban generado “pánico” con sus informaciones. Cuando los datos ya reflejaban la alta tasa de contagio del coronavirus, Pinsky continuó defendiendo que la gripe era peor. “Mis primeros comentarios que comparaban el coronavirus con la gripe fueron erróneos”, afirmó en un video publicado posteriormente en Twitter. “Fueron incorrectos ... y quiero disculparme por eso. Desearía haberlo hecho bien, pero me equivoqué”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50