Netanyahu propone un Gobierno de unidad nacional para hacer frente al coronavirus

Israel aprueba medidas extremas para prevenir la propagación de la enfermedad Covid-19

El primer ministro israelí, Benjamín Netayahu, en un comparecencia sobre el coronavirus en Jerusalén. Haim Zach / GPO
El primer ministro israelí, Benjamín Netayahu, en un comparecencia sobre el coronavirus en Jerusalén. Haim Zach / GPOHaim Zach/GPO/dpa / Europa Press

Antes de consultarlo con los dirigentes de la oposición, Benjamín Netanyahu ha pedido este jueves la formación de un Gobierno de unidad nacional en Israel para hacer frente a la propagación del coronavirus. En la misma conferencia de prensa en la que anunció la suspensión de la actividad educativa en colegios y universidades ante el avance de la pandemia de Covid-19, Netanyahu lanzó la propuesta de un “Gabinete de emergencia” nacional que “durante un tiempo limitado” afronte la crisis sanitaria. “No es tiempo de vacilaciones”, advirtió, “juntos podemos salvar a decenas de miles de ciudadanos”.

Netanyahu dirige un Ejecutivo en funciones desde hace más de un año, durante el cual se han convocado tres elecciones legislativas sucesivas que han arrojado resultados no concluyentes. En los últimos comicios, que se celebraron el pasado día 2, el bloque de derechas que encabeza el partido Likud del primer ministro obtuvo 58 de los 120 escaños de la Kneset (Parlamento), frente a los 64 que suman las fuerzas de centroizquierda y árabes.

El líder de la oposición, el centrista Benny Gantz, ha iniciado ya las negociaciones para descabalgar del poder a Netanyahu, que con 14 años de mandatos acumulados se ha convertido en el gobernante que más tiempo se ha mantenido en el cargo em la historia del Estado judío. Fuentes de Azul y Blanco, el partido de Gantz, citadas por el diario Haaretz apuntan a que está sopesando la propuesta del primer ministro y ve difícil emprender un operación política en su contra en pleno clima de alarma social por el coronavirus. El exgeneral reclama que en el Gobierno de unidad nacional estén representados todos los partidos, incluidos los árabes.

En Israel, que cuenta con algo más de nueve millones de habitantes, se han registrado hasta ahora 109 casos de personas infectadas por coronavirus, sin que se haya contabilizado ningún fallecimiento. Las medidas adoptadas por el Gobierno de Netanyahu figuran, sin embargo, entre las más extremas a escala internacional. Decenas de miles de israelíes están confinados en sus domicilios por haber tenido contacto con enfermos portadores del virus y las fronteras han sido selladas para todos los extranjeros. Los nacionales y quienes cuenten con permiso de residencia tienen que someterse a una cuarentena forzosa a su regreso al país.

Después de proclamar que había que “dejar la política de lado” y “concentrase solo en la salud y en las vidas de los ciudadanos”, el mandatario anunció el cese de la actividad en todos los niveles de enseñanza, aunque con algunas excepciones. Las guarderías, los centros de educación especial y los internados seguirán abiertos hasta que se adopte un decisión definitiva sobre el mantenimiento o el cese de su actividad. “Estamos en medio de un acontecimiento global único en la historia de la existencia del Estado de Israel (creado en 1948)”, aseguró. “El número de muertos a causa del coronavirus puede ser muy elevado”.

La pandemia por Covid-19 amenaza también con forzar la suspensión de la actividad pública en Israel. El ministro de Justicia, Amir Ohana, anunció que prevé dictar la paralización de la actividad de los tribunales si continúa la progresión del número de casos de coronavirus. El martes está previsto que Netanyahu comparezca por primera vez ante el tribunal de Jerusalén que va a juzgarle por tres casos de corrupción bajo la acusación de cohecho, fraude y abuso de poder.

En la vecina Palestina, mientras tanto, se han registrado 30 casos en Cisjordania (2,5 millones de habitantes), bajo ocupación militar desde 1967, y ninguno hasta el momento en la franja de Gaza (dos millones), bloqueada por Israel desde 2006. La Autoridad Palestina ha cerrado el acceso de turistas a su territorio, en particular a Belén, donde se produjeron focos de la enfermedad en varios hoteles.


Más información

Lo más visto en...

Top 50