Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un hombre durante los enfrentamientos callejeros en Hong Kong

Al menos otras tres personas permanecen hospitalizadas en condición grave en el quinto día consecutivo de huelga general

Manifestantes crean barricadas con piedras durante una protesta en el distrito financiero de Hong Kong. En vídeo, declaraciones de la Policía de Hong Kong.

La fatalidad, que desde hace semanas rondaba las protestas antigubernamentales que sacuden Hong Kong desde hace más de cinco meses, se ha cobrado este jueves su primera víctima mortal a consecuencia de los enfrentamientos en las calles. El hombre, de 70 años, que en la tarde del miércoles recibió el impacto de un ladrillo en la cabeza ha fallecido la noche de este jueves, según ha informado un portavoz del centro sanitario donde estaba ingresado. Al menos otras tres personas permanecen hospitalizadas en estado grave.

El fallecido, un trabajador público de limpieza empleado por el departamento de higiene alimentaria y medioambiental, había salido a la calle durante su descanso para el almuerzo en la zona de Sheung Shui, escenario de enfrentamientos entre manifestantes y vecinos de los alrededores. Su intención era “sacar fotos”, según ha señalado Kelvin Kong Wing-cheung, superintendente del departamento de relaciones públicas de la Policía de Hong Kong. Tras ser herido fue trasladado de inmediato al Hospital Príncipe de Gales, donde fue ingresado en condición “crítica”.

No están claras las circunstancias de su muerte. Las imágenes de lo sucedido muestran al hombre caminando hacia la primera línea mientras los participantes intercambian proyectiles, hasta desplomarse fruto del impacto de un ladrillo de procedencia desconocida. “Su trágica muerte crea una situación peligrosa. Ambos lados creen que la culpa es de sus adversarios y hay dos vídeos, cada uno de los cuales apoya una versión opuesta de la historia. Esto provocará más división social y episodios de justicia popular”, apunta por teléfono Antony Dapiran, abogado residente en el territorio especializado en movimientos de disidencia.

El Gobierno ha hecho público un comunicado en el que lamenta lo ocurrido y añade que están trabajando para llevar frente a la justicia a los “alborotadores encapuchados que han llevado a cabo acciones extremadamente peligrosas y violentas”. Steve Li Kwai-wah, superintendente del departamento del crimen organizado de la Policía de Hong Kong, ha asegurado que las fuerzas de seguridad ya han identificado a varios sospechosos.

Estados Unidos lanza una advertencia

J.S.

Estados Unidos debería suspender el estatus económico especial de Hong Kong si China moviliza al Ejército en la ciudad. Así lo advirtió este jueves la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad Estados Unidos-China, un órgano consultivo que guía la acción política del país en materia de relaciones bilaterales con el gigante asiático.

La comisión hace referencia a la política normativa sobre Hong Kong aprobada por el Congreso en 1992 y que reconoce a la antigua colonia británica como una entidad independiente de China en materia mercantil, la base legal que permite el mantenimiento de lazos comerciales equiparables a los de cualquier otra economía abierta.

Esta política es una de las razones que explican por qué, pese a representar solo el 3% del PIB continental, Hong Kong sigue siendo un enclave financiero estratégico. Aquí es donde la economía China se encuentra con el mundo: de la inversión directa que el país recibió y el 65% de la que envió fuera de sus fronteras atravesó la isla.

Su muerte se suma a la del estudiante Alex Chow Tsz-lok el pasado viernes, a causa de los daños sufridos al caer por accidente del tercer al segundo piso de un párking mientras la policía realizaba operaciones en la zona. Su fallecimiento despertó la llamada Operación Amanecer, una huelga general en marcha desde el lunes con la que los manifestantes buscan redoblar la presión contra las autoridades y que ha llevado las movilizaciones a nuevas cotas de violencia, con las universidades cerradas y varios heridos de gravedad.

Un chico de 15 años permanece en condición crítica en el Hospital Tuen Mun, después de que en la noche del viernes una lata de gases lacrimógenos disparada por la policía le golpeara en la cabeza, provocándole una fractura craneal. El incidente ocurrió cuando la policía disparó varias rondas para dispersar a la multitud concentrada en Kingswood Richly Plaza, una zona comercial cercana a la frontera con China continental.

Por otro lado, Leung Chi-cheung, el hombre de 57 años al que unos radicales intentaron quemar vivo en la tarde del lunes continúa hospitalizado en estado crítico con quemaduras de segundo grado en un 44% de su cuerpo. El hombre, padre de dos hijas, persiguió y se encaró con un grupo de jóvenes que habían asaltado una estación de metro, a lo que estos respondieron arrojándole un líquido inflamable y prendiéndole fuego. La policía está investigando el caso como intento de asesinato.

Chow Pak-kwan, el estudiante de 21 años que recibió el disparo de un policía a primera hora del lunes en Sai Wan Ho, se recupera tras una operación en la que tuvieron que extraerle un riñón y parte del hígado y su condición ha mejorado a “estable”.

Mientras, el jueves por la noche la secretaria de Justicia de Hong Kong, Teresa Cheng, que estaba en Londres, se cayó cuando un grupo de manifestantes le gritaba en la calle. La jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, calificó el incidente de "ataque bárbaro" y un portavoz de la diplomacia china acusó al Reino Unido de "echar leña al fuego".

Elecciones en el aire

A primera hora de esta mañana un grupo de manifestantes han decidido levantar el bloqueo sobre a la autopista Tolo, la carretera que discurre a lo largo de la costa este del territorio. Esta y muchas otras habían permanecido cortadas desde el lunes por medio de barricadas y escombros. Los manifestantes han ofrecido este movimiento como “un gesto de buena voluntad”, según han declarado en una rueda de prensa celebrada las 3 de la mañana, pero han exigido a cambio que el gobierno confirme en menos de 24 horas que las elecciones a los consejos de los distritos, prevista para el próximo domingo, sigue en marcha.

Esta reivindicación llega después de que el primer diario oficial chino, el Diario del Pueblo, publicara este martes un artículo en el que por primera vez vinculaba el restablecimiento del orden público con la celebración de los comicios, en los que las facciones antigubernamental y prochina se medirán en las urnas. El texto también reclamaba una acción policial más firme: “Solo apoyando con decisión a las fuerzas de seguridad se puede regresar a la normalidad y celebrar elecciones justas, para que Hong Kong pueda volver a empezar”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información