Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tribunal turco condena a una dirigente de la oposición a casi 10 años de cárcel

Canan Kaftancioglu, una de las arquitectas de la victoria socialdemócrata en Estambul, acusa a los jueces de actuar a las órdenes de Erdogan

La dirigente de la oposición Canan Kaftancioglu saluda a sus seguidores tras conocer la condena a 10 años de cárcel este viernes en Estambul (Turquía).
La dirigente de la oposición Canan Kaftancioglu saluda a sus seguidores tras conocer la condena a 10 años de cárcel este viernes en Estambul (Turquía). AP

Un tribunal turco condenó este viernes a casi 10 años de prisión a la dirigente opositora Canan Kaftancioglu por cinco cargos diferentes, desde “propaganda terrorista” a “insulto al presidente”. Kaftancioglu, de 47 años, es presidenta provincial en Estambul del Partido Republicano del Pueblo (CHP), la principal formación opositora del país, y está considerada una de las arquitectas de la victoria socialdemócrata en las elecciones a la alcaldía estambulí. De ahí que el partido centroizquierdista vea esta condena como una venganza del presidente, Recep Tayyip Erdogan, por la derrota de su partido.

La investigación, con todo, fue iniciada en enero de 2018 a petición de los abogados del mandatario islamista que consideraron que la socialdemócrata había injuriado al presidente en sus publicaciones en las redes sociales. Luego, la Fiscalía añadió una serie de tuits publicados entre 2012 y 2017 en los que consideraba que había incurrido en delitos de enaltecimiento del terrorismo. Por ejemplo, uno en el que se hizo eco la muerte de una militante del grupo armado PKK en París en extrañas circunstancias; otro en el que criticó el linchamiento de un soldado que participó en el golpe de Estado de 2016 y otros en los que usó el lema “Estado, asesino” para criticar la represión.

Dado que, por separado, no ha recibido más de cinco años pena de cárcel por cada uno de los cargos, Kaftancioglu no deberá entrar de momento en prisión hasta que se resuelva la apelación en una instancia superior. En cambio, el tribunal se ha negado a aplicar reducciones a la pena pues, dijo, “la acusada no ha mostrado remordimiento” e incluso leyó un poema del poeta comunista Nazim Hikmet en el que, indirectamente, acusaba a los tres jueces que dirigían el proceso de ser meros “sirvientes”.

“La sentencia no ha sido redactada en este juzgado sino en las salas del Palacio [del presidente Erdogan]. Nuestra lucha continuará contra quienes tratan de manejar la política con métodos mafiosos”, dijo Kaftancioglu nada más conocer la sentencia. No en vano, el presidente del tribunal que la condenó, Akin Gurlek, también sentenció al político kurdo Selahattin Demirtas y a otro diputado de su misma formación, el Partido Democrático de los Pueblos (HDP). “Ni nos callarán ni lograrán que renunciemos a la libertad”, afirmó también la dirigente provincial del CHP, que durante todo el proceso estuvo arropada por diputados de su partido y por el nuevo alcalde de Estambul, Ekrem Imamoglu.

La prensa progubernamental ha criticado duramente el acercamiento, en los últimos meses, entre el CHP y el HDP, cuya colaboración resultó fundamental para que la oposición se hiciese con varias alcaldías de peso en las elecciones municipales del pasado marzo. Precisamente, Kaftancioglu ha sido una de las voces dentro de su partido que más ha apostado por estrechar lazos con la formación de la izquierda nacionalista kurda frente a la alianza entre islamistas y ultraderecha en que se apoya Erdogan.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información