Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ucrania y Rusia se enzarzan en una guerra de ofertas de pasaportes

Putin desliza que podría garantizar la ciudadanía exprés a todos los ucranios y Kiev responde con una propuesta para dar la nacionalidad a los rusos

El presidente electo de Ucrania, Volodímir Zelenski, afirmó este domingo que ofrecerá “la ciudadanía ucrania” a aquellos que soportan “regímenes autoritarios y corruptos”, sobre todo los rusos, “que sufren más que nadie”. La propuesta llega después de que Vladímir Putin insinuara que ofrecerá la ciudadanía a todos los ucranios y no solo, como había dicho hasta ahora, a los que viven en territorios en guerra y controlados por los separatistas apoyados por el Kremlin.

Volodímir Zelenski (izquierda) y el ministro de Exteriores de Lituania, Linas Linkevicius, el jueves en Kiev.
Volodímir Zelenski (izquierda) y el ministro de Exteriores de Lituania, Linas Linkevicius, el jueves en Kiev. REUTERS

La oferta rusa ha vuelto a elevar la tensión en torno a la guerra en el Este de Ucrania, que ha causado más de 13.000 muertos y ha suscitado la preocupación de la comunidad internacional. El jueves, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas analizará el tema. Mientras, Putin afirma que la propuesta tiene como objetivo “defender los derechos” de los ciudadanos en esos territorios y dar respuesta a un “problema humanitario”. El presidente ruso, para hacer su oferta más jugosa, deslizó que con la ciudadanía, se podría optar a la pensión rusa, algo que los expertos se apresuraron a desterrar.

Apenas una semana después de arrasar en las elecciones ucranias, Volodímir Zelenski criticó la maniobra rusa. En un tono combativo, a través de una declaración que ha difundido en las redes sociales, en ucranio, ruso e inglés, el presidente electo de Ucrania aseguró que los ciudadanos de su país no se dejarán “seducir” por la oferta, que calificó como “propaganda”.

“No piensen que a muchos ucranios les gustaría convertirse en el nuevo petróleo en el que el Gobierno ruso está tratando de convertir a su propia gente”, dijo Zelenski, que se había mantenido lejos de los medios de comunicación y apenas había aparecido públicamente desde su victoria electoral. “La ciudadanía ucrania significa libertad, dignidad y valor”, zanjó antes de ofrecer la ciudadanía ucrania a los rusos.

La oferta de nacionalidad es ya tradicional en el libro de jugadas ruso en los conflictos congelados de los países de la antigua Unión Soviética, como lo hizo en el Tradniester, de Moldavia, o en las regiones georgianas de Abjasia y Osetia de Sur. Al poblar el área con ciudadanos rusos que, en teoría, necesitan protección, el Kremlin justifica, llegado el caso, la necesidad de una intervención militar para defender a los suyos.

Ucrania no permite la doble nacionalidad. Y el nuevo método para simplificar la petición del pasaporte ruso, que firmó Putin hace unos días, reduce el proceso burocrático a tres meses para los ciudadanos de las regiones de Donetsk y Lugansk, aunque solo si han recibido primero un pasaporte expedido por las autoproclamadas autoridades de esas repúblicas. Lo que en la práctica supone otra forma más de Rusia, que les presta apoyo, para reconocerlas.

Desde que empezó la guerra en el este de Ucrania, en 2014, unos 400.000 ucranios han obtenido la ciudadanía rusa, según los medios de comunicación de aquel país. Muchos de ellos son ciudadanos de la península ucrania de Crimea, que Rusia se anexionó ilegalmente en 2014.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información