Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Virtual empate en las elecciones presidenciales de Macedonia del Norte

El socialdemócrata Pendarovski se enfrentará en segunda vuelta a la candidata conservadora, en unos comicios marcados por el cambio de nombre del país

Elecciones Macedonia Ampliar foto
El candidato socialdemócrata Stevo Pendarovski, en Skopje. AFP

En un ambiente de apatía y baja participación (solo votaron cuatro de cada diez electores), los  ciudadanos de Macedonia han acudido este domingo a las urnas para elegir nuevo presidente en unas elecciones marcadas por el cambio del nombre del país al de República de Macedonia del Norte, conforme al acuerdo alcanzado con Grecia para resolver la histórica disputa nominal. El Acuerdo de Prespa firmado el año pasado abre a Skopje las puertas de organizaciones como la OTAN o la UE, pero sigue siendo una cuestión divisoria, con un nacionalismo galopante que rechaza cualquier cambio en la denominación oficial de la antigua república yugoslava.

Unos 1,8 millones de votantes debían elegir este domingo entre varios candidatos y el resultado que arrojaba a medianoche el escrutinio del 98% de las papeletas confirmaba el virtual empate técnico que pronosticaban las encuestas, por lo que la presidencia se dirimirá en la segunda vuelta, el 5 de mayo. La Comisión Electoral Estatal (SEC) informó de que la participación media hora antes del cierre de las urnas fue del 39,71%, casi diez puntos por debajo del 48,8% registrado en 2014, y la más baja en unas presidenciales desde la declaración de independencia del país, en 1991.

El socialdemócrata Stevo Pendarovski, de 56 años, lidera el recuento con el 42,7% de los sufragios. Apoyado por la coalición centrista gobernante, el Partido Socialdemócrata y el partido de la minoría albanesa DUI, Pendarovski, proeuropeísta, defiende la aplicación del acuerdo con Grecia.

Con el 42,5% de los votos, la conservadora Gordana Siljanovska-Davkova, del partido nacionalista VMRO-DPMNE, pasará a segunda vuelta con Pendarovski. Siljanovska-Davkova, de 62 años, se opone al Acuerdo de Prespa, a cuya consecución por parte del Ejecutivo del socialdemócrata Zoran Zaev atribuye que no se hayan llevado a cabo las "tan necesarias" reformas económicas.

"Espero ganar las elecciones y ser la primera presidenta de Macedonia", declaró Siljanovska-Davkova tras depositar su voto. "Soy profesora de Derecho Comunitario, así que también respeto [el acuerdo], pero haré todo lo que pueda para demostrar que algunas de sus soluciones son anticonstitucionales", apostilló.

Clave en el desempate serán los apoyos recibidos este domingo por el tercer candidato, el político de etnia albanesa Blerim Reka, tercero con el 10,04% de las papeletas, tres puntos por encima de lo que pronosticaban los sondeos en la campaña. Los albaneses representan alrededor del 25% de la población de la antigua república yugoslava. Los votantes de Reka podrían ser determinantes no sólo para inclinar el fiel de la balanza, sino también para que en segunda vuelta se supere la barrera del 40% de participación, por debajo de la cual la votación sería declarada nula y abocaría a la convocatoria de elecciones legislativas. Nulo fue, por falta de participación, el referéndum sobre el acuerdo con Grecia acerca de la denominación definitiva del país celebrado en septiembre pasado.

Reka es visto como rival político de Pendarovski, aunque no apoya las críticas de la candidata conservadora al acuerdo con Grecia sobre el cambio del nombre del país. Por tanto, no parece probable que pida el voto para ninguno de los dos candidatos, lo que podría poner en peligro el quórum necesario en segunda ronda.

Los comicios presidenciales han sido vistos como un barómetro político para medir si Zaev tiene el respaldo de la población a pesar de los resquemores contra el acuerdo en cuestión. En cualquier caso, la presidencia de Macedonia es un puesto meramente ceremonial sin capacidad para vetar enmiendas constitucionales como la que aprobó el Parlamento para incluir los términos del Acuerdo de Prespa en la Constitución.

La negativa del presidente saliente, Gjeorge Ivanov, a firmar algunos proyectos de ley aprobados por el Parlamento ha retrasado la aplicación de algunas leyes clave, como por ejemplo, la normativa que convertía el albanés en lengua cooficial, finalmente aprobada en marzo de 2018.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información