Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

México implica por primera vez a los migrantes en la acción de Gobierno

El Gobierno organiza una serie de Foros Consultivos en Estados Unidos para escuchar las demandas de 12 millones de emigrantes

El director del Instituto de los Mexicanos en el Exterior, Roberto Valdovinos, en el Consulado de México en Los Ángeles.
El director del Instituto de los Mexicanos en el Exterior, Roberto Valdovinos, en el Consulado de México en Los Ángeles.

Roberto Valdovinos es el nuevo director del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME) y así es como él ve a la comunidad que tiene que defender: “Los migrantes sostienen a Estados Unidos con su trabajo y a México con sus remesas. Deberían ser héroes”. Valdovinos es el encargado por el nuevo Gobierno de México de hacer que esos mexicanos en EE UU sean escuchados por primera vez y sientan que son parte de su país. El formato para hacerlo son los llamados Foros Consultivos, grandes reuniones abiertas en las que los ciudadanos hablan cara a cara con miembros del Gobierno para trasladar sus prioridades. Por primera vez, se han organizado 13 foros para las principales comunidades emigrantes mexicanas. “Esto no se ha visto antes”, dice Valdovinos.

El primero de estos foros se celebró en San Francisco el pasado domingo. El lunes se hizo en Sacramento y el martes en Fresno. Este miércoles, Valdovinos estuvo en Los Ángeles presentando la iniciativa, que llegará a la ciudad con más mexicanos de Estados Unidos el próximo día 3 de abril. Los organizadores animan a una asistencia masiva. “Es la primera vez en mis 32 años de carrera diplomática que se va a hacer algo de este calibre”, dijo el cónsul General en Los Ángeles, Carlos García de Alba.

El formato de estos foros es el de una reunión abierta en la que los asistentes pueden lanzar sus propuestas en comités y luego se hace un informe. La novedad principal, destaca Valdovinos, es que el contenido de estas reuniones pasará a formar parte del Plan Nacional de Desarrollo, un documento maestro sin fuerza jurídica pero que viene a trazar las prioridades para el sexenio del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Por primera vez, este documento que se reparte a todas las oficinas del Gobierno tendrá la aportación de los migrantes en Estados Unidos.

Las siguientes fechas son San Antonio el 29 de marzo, Houston el 30 y Dallas el 31. Después de Los Ángeles, las reuniones se celebrarán en San Diego el 4 de abril, Phoenix el 5, Tucson el 6 y El Paso el 7. Por último, habrá reuniones en Chicago el 12 de marzo y terminará en Nueva York el día 13.

En Estados Unidos viven alrededor de 12 millones de mexicanos. Juntos serían el segundo estado de México en población. De ellos, se calcula que la mitad son indocumentados. Además, hay 35 millones de personas con ascendencia mexicana a los que el país reconoce también como ciudadanos.

El Gobierno de México persigue varios objetivos con estos foros, explicaba Valdovinos en una entrevista con EL PAÍS el pasado domingo en el Consulado de Los Ángeles. Primero, ayudar a diseñar políticas públicas. “Vamos a Fresno, donde la población es agrícola. A El Paso, donde hay población fronteriza. A Los Ángeles, con gente mexicoamericana. A Nueva York, donde son empresarios y estudiantes. Tenemos todos los públicos y tenemos que sacar de ellos material para políticas”.

En segundo lugar, “es un símbolo, es historia”, decía Valdovinos. “Esto es tomar en cuenta la voz de las personas que viven de este lado igual que las que viven en México. se llama justicia y democracia”. Por último, el nuevo Gobierno considera que la acción exterior de México es “elitista”. “Los consulados son espacios importantes donde se dan ayudas, pero están separados de la comunidad. 50 consulados (la mayor red diplomática de un país en otro del mundo) no pueden llegar a 12 millones de personas. Tenemos que implicar a las comunidades en los programas. Es la única forma de tener impacto”, expone Valdovinos.

Los temas de los que el nuevo Gobierno de México quiere hablar con los migrantes se agrupan en torno a tres ejes. El primero es justicia, en el sentido de orientación legal para los emigrantes y participación cívica en México. Antes de hacerse cargo del IME Valdovinos vivía en Nueva York y era un activista en contra del voto por correo, “el sistema más caro e ineficiente que puede haber”. “Quiero que se pueda votar en los consulados, que la gente haga cola, que hablen entre ellos y hagan democracia y participación”.

El segundo eje es vinculación con las comunidades a través de la cultura y el deporte, un aspecto en el que quiere implicar a artistas mexicoamericanos. “Queremos llevar arte chicano a lugares privilegiados de México. Es mestizaje, la mezcla de culturas es lo que México ha sido siempre. Hay que verlos como una nueva forma de la cultura mexicana”.

El tercero, llamado de desarrollo económico, comprende facilitar las inversiones en México, pelear el sistema de comisiones que tienen que enfrentar los migrantes para mandar remesas, y facilitar el retorno a México. “Hay 5,7 millones de personas que pueden ser retornadas en cualquier momento”, explica Valdovinos. “Hay que pensar qué hacemos para que lo hagan dignamente. Hay que cambiar el imaginario en el que los retornados son apestados. Son los que fallaron, los que no triunfaron en Estados Unidos. Es un sistema perverso. Esas personas sostuvieron a EE UU con su trabajo y a México con sus remesas y son tratados como apestados. Esa hipocresía, por lo menos, hay que dejarla clara”.

En los tres foros que se han hecho hasta ahora en California, Valdovinos ha visto “gente que llega muy enojada y con razón”, explicaba este miércoles. “Llevan 20 años sin ser escuchados”. Los Foros Consultivos que se celebran estos días son “un mensaje de activación y de participación ciudadana. No se trata solo de escuchar a las comunidades, se trata de implicarlas. En un proceso de mejora de las condiciones de vida de los migrantes se requiere que todos colaboremos. Participar no es el objetivo. Es el inicio de un proceso para que todos digan ‘esto me concierne, yo quiero ser parte de la historia de México, parte del por qué las cosas mejoran”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >