Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El chavismo se acerca a México para buscar una mediación y un diálogo con la oposición

Jorge Rodríguez, persona de confianza de Maduro, se vio en México con representantes de López Obrador para buscar un acercamiento el día antes de la llegada de Sánchez

Sánchez y López Obrador, durante su encuentro.
Sánchez y López Obrador, durante su encuentro. Getty

Los momentos previos a la visita a México de Pedro Sánchez han vivido intensos movimientos para buscar una salida a la crisis de Venezuela, que está mostrando una clara diferencia de estrategia entre España y la Administración de Andrés Manuel López Obrador.

Este martes, en la víspera de la visita de Pedro Sánchez –y antes de hacerse oficial la cancelación del encuentro con el secretario de Estado, Mike Pompeo-, el ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, uno de los hombres fuertes del chavismo, persona de confianza de Nicolás Maduro, viajó a México para verse con miembros del Gobierno de López Obrador.

Rodríguez, según ha podido confirmar este diario, mantuvo un encuentro con el subsecretario de Exteriores para América Latina, Maximiliano Reyes, el número 2 del canciller, Marcelo Ebrard, para los asuntos relacionados con la región. En la reunión, Rodríguez trasladó al Gobierno mexicano la intención de impulsar un diálogo y garantizó, según las mismas fuentes, que ningún tema estaría excluido en el caso de que ambas partes se sentaran a hablar. Conversaciones similares habría mantenido también con el Gobierno de Uruguay. Este miércoles, ambos países han anunciado que el 7 de febrero se celebrará en Montevideo una conferencia para abordar la crisis de Venezuela. Según el comunicado conjunto, se espera contar con la representación de más de 10 países y de organismos internacionales, aunque dan más detalles.

La intención del chavismo es que México pueda servir de interlocutor, entre otros, con el Gobierno de España. Sánchez ha endurecido su posición sobre Venezuela en los últimos días y mantiene su ultimátum, que implica reconocer a Juan Guaidó como presidente este mismo lunes, ya que el plazo para convocar elecciones concluye el domingo. Sin embargo, después de verse a puerta cerrada con López Obrador, que busca esta posición de mediador y ya conocía el resultado de la reunión con el chavismo del día anterior, Sánchez hizo un pequeño guiño y habló de "diálogo entre las dos partes", un mensaje que hasta ahora había evitado. En cualquier caso Sánchez mantiene su ultimátum y sus diferencias con el presidente mexicano, que se niega en redondo a reconocer a Juan Guaidó.

Maduro pretende que México funja también de interlocutor con el Gobierno de Estados Unidos, con el que mantiene comunicación continua por asuntos migratorios. De hecho, este martes el propio Reyes se reunió con el encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos en México.

La Cancillería mexicana, a través de Reyes, mantiene comunicación con el presidente interino, Juan Guaidó, y están a la espera de una conversación más en firme para ver las intenciones para iniciar un posible diálogo con el chavismo. En el Gobierno de López Obrador, no obstante, admiten que de momento la sensación que les llega de la oposición es que no están por la labor, como han repetido en diversas ocasiones, ya que lo consideran una trampa de Maduro para lograr tiempo y oxígeno.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información