Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arrestado por agresión sexual el exlíder escocés Salmond

El político del Partido Nacional Escocés ha quedado en libertad bajo fianza y niega las imputaciones

Alex Salmond, en Edimburgo el pasado 8 de enero.
Alex Salmond, en Edimburgo el pasado 8 de enero. REUTERS

La euforia de Alex Salmond ha durado poco tiempo. El ex primer ministro escocés, de 64 años,  ha sido puesto este jueves bajo arresto policial, pese a no haber sido detenido a cambio del pago de una fianza, acusado de 11 delitos de acoso sexual, dos intentos de violación y otro de altercado público. Salmond ha tenido que comparecer ante un tribunal este mismo jueves para hacer frente a todas estas acusaciones. "Ahora que el procedimiento está en marcha, lo más importante es respetar la labor de los tribunales. Solo voy a decir que rechazo todas estas acusaciones y que me defenderé con todas mis fuerzas ante la justicia", ha dicho Salmond a la salida del breve interrogatorio policial al que ha sido sometido.

La humildad del político, que estuvo al frente durante 7 años del Partido Nacionalista Escocés (SNP) y logró ser el primer líder de esa formación en ocupar el puesto de "ministro principal" (equivalente a primer ministro) de Escocia, contrasta con el entusiasmo que mostró al vencer al Ejecutivo escocés en una cuestión procedimental relacionada con el mismo asunto. Salmond fue acusado de acoso sexual por dos de sus empleadas, en el tiempo en que ocupó la jefatura del Gobierno escocés. Respondió con su inmediata dimisión del SNP y tachó de "ridículas" las acusaciones. 

La investigación interna llevada a cabo por las autoridades escocesas, apoyada con firmeza por la sucesora, discípula y hoy rival de Salmond, la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, acabó en un fiasco. El alto funcionario encargado del caso admitió ante un tribunal civil que había  asesorado a las dos mujeres antes de que se decidieran a lanzar su acusación. Los jueces dieron la razón a Salmond, quien aún retiene prestigio ante muchos de los votantes y afiliados del SNP. Llegó a recaudar casi 115.000 euros de más de 4.000 donantes voluntarios que contribuyeron a los gastos de su defensa. La victoria no invalidaba, sin embargo, el grueso de las acusaciones de las dos mujeres y la policía siguió adelante con su investigación, que este jueves ha concluido con el arresto del político nacionalista.

El ascenso y caída de Salmond en la historia política escocesa ha hecho que toda la prensa británica haya prestado especial atención a las acusaciones en su contra. Salmond llevó al SNP de una posición residual a otra predominante en el Parlamento escocés. En 2011 alcanzó la jefatura de Gobierno de esa nación, perteneciente a Reino Unido. Lo hizo además con una mayoría que le permitió gobernar en solitario, en un sistema proporcional que había obligado históricamente a formar gobiernos de coalición.

Su prevalencia le animó a iniciar una campaña por la independencia de Escocia. Después de que el entonces primer ministro de Reino Unido, David Cameron, cediera a sus pretensiones, logró celebrar en 2014 un referéndum. La derrota de los independentistas, 45% frente a un 55% a favor de la permanencia, provocó la dimisión de Salmond. Después de un breve paso por el Parlamento de Londres, abandonó la primera línea. Cada vez más enfrentado con Sturgeon, su contrato con la RT, la televisión financiada por el Gobierno ruso, para conducir un programa de debate, contribuyó a situarle aún más en la orilla de la escena política escocesa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información