Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex primer ministro escocés Alex Salmond niega unas acusaciones de agresión sexual

El Gobierno escocés tramita una denuncia de miembros del equipo de Salmond por unos hechos de 2013

Alex Salmond, en un acto político en una imagen tomada en mayo de 2017.
Alex Salmond, en un acto político en una imagen tomada en mayo de 2017. Getty Images

El ex primer ministro escocés, el independentista Alex Salmond, ha negado una acusaciones de agresión sexual que parten de miembros de su equipo y que supuestamente ocurrieron en la 2013, cuando Salmond se encontraba en el Gobierno. En un comunicado, Salmond ha anunciado que llevará al Gobierno escocés a los tribunales para impugnar el procedimiento de quejas que han abierto en su contra. El ex primer ministro escocés ha tildado las acusaciones de agresión sexual de "evidentemente ridículas" y ha denunciado que no le han dado acceso al expediente para poder defenderse adecuadamente. Un portavoz del Gobierno escocés ha confirmado al diario Daily Record, medio que ha destapado el caso, que Salmond les ha denunciado y se han mostrado dispuestos a defender "vigorosamente su posición". "Es vital que cualquier acusación de acoso sea tratada con seriedad e investigada exhaustivamente, independientemente de la identidad de la parte involucrada", justifica el portavoz.

Salmond renunció a su cargo como primer ministro después de perder el referéndum de independencia en 2014 y Nicola Sturgeon le sustituyó en el cargo. La víctima de la supuesta agresión sexual es una de las empleadas de la residencia oficial del primer ministro en Edimburgo, según el diario Daily Record, que sitúa los hechos en diciembre de 2013. Desde la Policía escocesa han denegado comentar el asunto alegando que no informan de investigaciones en curso.

El ex primer ministro escocés ha emitido un extenso comunicado sobre las acusaciones, que también ha compartido a través de Twitter. "Desde hace muchos meses, y siguiendo el consejo de un abogado, he intentado persuadir a la Secretaria Permanente del Gobierno de Escocia de que se está comportando de manera ilegal en la interposición de un procedimiento de reclamación, que ha presentado más de tres años después de que haya dejado el cargo", argumenta Saldmond.

"La Secretaria Permanente optó por negarme el contacto con cualquier servidor público actual, muchos de los cuales deseaban presentar pruebas en mi nombre y acceder a la documentación para permitirme impugnar debidamente las quejas, todas las cuales refuto y algunas de las cuales eran evidentemente ridículas", añade. Salmond considera que el procedimiento activado por la Secretaria Permanente Leslie Evans es "groseramente injusto" y que conduciría inevitablemente a "resultados perjudiciales".

El exprimer ministro escocés anuncia que ha pedido una revisión judicial en el Tribunal Supremo y que si finalmente falla a su favor, los niveles superiores del Gobierno escocés tendrán serias preguntas que responder. Salmond intenta que el tribunal decida si fue legal la apertura de este procedimiento.

Más información