Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece una quinta víctima del atentado de Estrasburgo

Un millar de personas rinde homenaje en el mercado atacado el pasado martes

victimas atentado estrasburgo
Asistentes al homenaje celebrado en el centro de Estrasburgo.

Una quinta víctima del atentado que el pasado martes golpeó Estrasburgo ha fallecido este domingo. Se trata de la persona de nacionalidad polaca que se encontraba en estado de muerte cerebral desde hace cinco días. Otras 11 personas resultaron heridas en el ataque, y varias de ellas continúan graves. La muerte se ha producido el mismo día en que más de un millar de personas se han congregado en Estrasburgo para rendir homenaje a las víctimas del ataque.

"Queríamos estar aquí, para mostrar que no estamos de rodillas y que seguimos viviendo, aunque sea difícil y doloroso", explicó Jonathan, del barrio de Neudorf, donde fue buscado y luego abatido el presunto autor del atentado, Chérif Chekatt.

La mayoría de las personas se han colocado en torno a las 10.30 al pie del gigantesco árbol de Navidad de la plaza Kléber, donde está instalado el mercadillo navideño, y se han mostrado emocionadas, muchas al borde del llanto. Cerca de la estatua del general que da nombre a la plaza siguen colocados, desde hace días, velas, flores y mensajes dirigidos a las víctimas.

"Estrasburgo, nuestra ciudad abierta, capital de los derechos humanos, ha sido alcanzada en su corazón mismo por el fanatismo", ha declarado ante los asistentes Christine Panzer, presidenta de una de las asociaciones cívicas que organizaba el acto, según recoge el diario Le Monde. "Rechazamos todo discurso de odio para luchar contras las fuerzas oscuras". Le ha sucedido en los discursos el alcalde de la ciudad, Roland Ries. "La presencia el sábado de una multitud en las calles del mercado de Navidad ilustra nuestro apego a los valores sobre los que reposa nuestra convivencia, que seguiremos defendiendo contra quienes la quieran atacar".

Cerrado el miércoles y el jueves, el mercadillo navideño de Estrasburgo, que atrae cada año a miles de turistas, volvió a reabrir el viernes. La muchedumbre, aunque menos compacta que de costumbre, recorre de nuevo los puestos de madera donde se vende vino caliente, pastelillos y decoraciones de Navidad.

Tanto el presidente francés, Emmanuel Macron, como el presidente de la Asamblea Nacional, Richard Ferrand, han acudido esta semana a Estrasburgo, para rendir homenaje a las víctimas.

El padre de Chekatt: "Lo habría denunciado"

El martes por la noche, Chérif Chekatt llegó al centro histórico de la ciudad armado con una pistola y un cuchillo, y atacó a varios peatones antes de darse a la fuga. Dos días más tarde fue abatido por policías en el barrio de Estrasburgo donde había crecido. Su padre, Abdelkrim Chekatt, entrevistado por la cadena de televisión France 2, ha asegurado que habría impedido lo sucedido, de haber sabido las intenciones de su hijo. "Si él me hubiera hablado de esos planes, lo habría denunciado; así no habría matado a nadie, ni tampoco habría resultado muerto él", ha dicho. También ha revelado que su hijo tenía una opinión favorable de ISIS: "Me decía que no eran asesinos (...). Yo le he dicho siempre que eran criminales". 

De las siete personas del entorno de Chekatt (entre ellas, cuatro miembros de su familia) que fueron detenidas tras el ataque, seis han sido puestas ya en libertad por "falta de elementos incriminantes", según la fiscalía.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información