Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El expresidente peruano Alan García, investigado por colusión y lavado de activos

Una publicación señala al expresidente peruano por recibir supuestamente 100.000 dólares de la caja paralela de Odebrecht por una conferencia

El expresidente peruano Alan García llega a la sede de la Fiscalía de Lima, este jueves.
El expresidente peruano Alan García llega a la sede de la Fiscalía de Lima, este jueves. AFP

El líder del Partido Aprista, Alan García -expresidente de Perú entre 1985-2000 y 2006-2011- debía responder este jueves un interrogatorio del fiscal José Domingo Pérez que lo investiga por tráfico de influencias en la licitación a Odebrecht de la Línea 1 del Metro de Lima. La constructora brasileña pagó ocho millones de dólares en sobornos para ejecutar esa obra. Sin embargo, la diligencia fue suspendida porque el fiscal amplió la pesquisa por los delitos de colusión agravada y lavado de activos.

El líder aprista llegó a Lima de Madrid, donde reside, para declarar sobre sus responsabilidades en la adjudicación de la obra en su segundo gobierno. Según el informe del exparlamentario Juan Pari, la administración aprista tramitó aceleradamente la concesión mediante un decreto de urgencia en 2009. Tres exfuncionarios del Ministerio de Transportes de ese período están presos por este caso y una sigue prófuga. Uno de ellos, el exviceministro Jorge Cuba, escondió en una cuenta bancaria suiza y luego en una cuenta de una offshore siete millones de dólares de pagos procedentes de firmas ligadas a Odebrecht en paraísos fiscales.

El fiscal provincial Pérez, quien también investiga a la líder de la oposición Keiko Fujimori por lavado de activos, pidió además una orden de arraigo y dispuso que la pesquisa por colusión y blanqueo de capitales también alcanza al exministro de Transportes Enrique Cornejo y el ex Oswaldo Plasencia, exdirector de la Autoridad Autónoma del Metro de Lima, quienes eran investigados al igual que García por tráfico de influencias.

Una resolución difundida la mañana del jueves firmada por Pérez para este caso dispone “la ampliación de las declaraciones indagatorias y actos de investigación urgentes e inaplazables” debido a nueva información recibida el 13 de noviembre. El magistrado es miembro del llamado equipo especial Lava Jato de la Fiscalía que ve casos de corrupción de funcionarios en los que habría incurrido la empresa Odebrecht. Pero también es el fiscal más acechado por el fiscal general y por el fujimorismo ya que ha demostrado los vínculos entre la mafia de corrupción del sistema de justicia y el partido Fuerza Popular. Los congresistas de oposición lo atacan alegando que es un operador del presidente Martín Vizcarra.

Según una encuesta de Ipsos Perú de mediados de octubre, García es el político con mayor desaprobación ciudadana, con un 87%, seguido de la excandidata fujimorista con un 81%.

A raíz del arresto de Keiko Fujimori a finales de octubre, llegan más pruebas del lavado de fondos ilícitos de Odebrecht al despacho del fiscal Pérez. Este martes, el sobrino del ex secretario general y exjefe de campaña de Fuerza 2011 (hoy Fuerza Popular), Jaime Yoshiyama, confesó que ayudó a ‘bancarizar’ unos 800.000 dólares para la campaña electoral de ese año. Varios de los diez imputados por lavado de activos en la campaña de 2011, incluida la secretaria de Keiko Fujimori, tienen los mismos abogados de miembros de la red de corrupción del sistema de justicia.

Soborno de Odebrecht

Este jueves, además, la publicación digital IDL-Reporteros reveló que un abogado brasileño que prestó servicios a Odebrecht prestó su nombre para triangular un pago de 100.000 dólares de la constructora brasileña al exmandatario por una conferencia que dio en mayo de 2012 a la Federación de Industriales de Sao Paulo.

De acuerdo con el vídeo de la delación de José Americo Spinola, grabado en 2016, el dinero procedía de la División de Operaciones Estructuradas –la oficina de sobornos de la transnacional– para la cual trabajó como un externo.

Según el reportaje, Spinola recibió el pedido para realizar un contrato ficticio y canalizar el pago el 15 de junio de ese año, aunque el documento del contrato fue firmado con la supuesta fecha de 5 de abril de 2012.

García respondió en su cuenta de Twitter que el reportaje es "un refrito y una falsedad" y reiteró que ha pagado impuestos por todas las conferencias que ofreció como expresidente. "Una de mis 34 conferencias internacionales fue ante la Federación Industrial de Sao Paolo (sic) contratada por la agencia Spinola. Hubo prensa del Perú y Brasil y pagué aquí impuestos sobre ella", comentó.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >