Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El centro estadounidense Atlantic Council lanza un portal contra la desinformación rusa

La página Disinfoportal busca facilitar el trabajo de periodistas y políticos que investiguen sobre operaciones de influencia del Kremlin.

Los logos de las redes sociales Facebook y Twitter aparecen en el escaparate de una tienda en Málaga.
Los logos de las redes sociales Facebook y Twitter aparecen en el escaparate de una tienda en Málaga.

El centro de estudios estadounidense Atlantic Council lanzó este viernes una guía online para monitorear las campañas de desinformación del gobierno ruso. La web Disinfoportal.org es parte de un creciente esfuerzo no gubernamental para frustrar los intentos de interferencia del Kremlin en Occidente.

La página tiene por fin ayudar a periodistas políticos y académicos. Los usuarios pueden encontrar información y contactar a más de 80 expertos de 23 organizaciones, clasificados por país, idioma y área de conocimiento. 

"Es hora de dejar de contemplar el problema de la desinformación rusa y comenzar a contraatacar, usando las herramientas de las sociedades democráticas para contrarrestar el guión del autócrata", dijo en el embajador estadounidense Daniel Fried, un destacado investigador del Atlantic Council. 

Entre los expertos colaboradores se encuentran el director adjunto de El País David Alandete, el investigador del centro barcelonés CIDOB Nicolás de Pedro; los investigadores estadounidenses Alina Polyakova y Ben Nimmo; o los periodistas británicos Peter Pomerantsev y Edward Lucas.

Las pruebas de campañas de desinformación rusa en elecciones recientes de Estados Unidos, España, Francia o Alemania han generado preocupación sobre un esfuerzo del Kremlin para sembrar divisiones en Occidente aprovechando la facilidad para manipular en Internet. Rusia ha negado las acusaciones que han sido ampliamente sustentadas por investigaciones de agencias de inteligencia estadounidenses y europeas.

La iniciativa de Atlantic Council se suma a herramientas como Hamilton 68, del centro estadounidense German Marshall Fund, un análisis en tiempo real de 600 cuentas de Twitter que el centro considera sospechosas de difundir propaganda rusa.

Más información