Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El euroescéptico Janez Jansa gana las elecciones en Eslovenia

El ex primer ministro centró su campaña electoral en el rechazo a la inmigración

Janez Jansa, este domingo tras acudir a votar en Liubliana (Eslovenia).
Janez Jansa, este domingo tras acudir a votar en Liubliana (Eslovenia). AP

Otro euroescéptico asoma en el horizonte de Europa. Janez Jansa, el líder del Partido Demócrata Esloveno (SDS), ha ganado las elecciones legislativas de este domingo en Eslovenia con un 25,03% de los votos. El corto resultado en un panorama tan fragmentado obliga a Jansa a buscar el apoyo de otros partidos para llegar a ser investido primer ministro. Algo que en principio no tendrá, ya que el resto de formaciones ha expresado su rechazo a asociarse con un político que ha utilizado en campaña eslóganes inspirados en Donald Trump.

La victoria del Partido Demócrata Esloveno se produce en la misma semana en la que se ha materializado la llegada al Gobierno de Italia de La Liga y el Movimiento 5 Estrellas, con los que comparte un discurso con fuertes tintes nacionalistas y antiinmigración. Un reto más para la Unión Europea, comandada por Alemania y Francia, que trata de combatir los discursos populistas y xenófobos que provienen del Este.

Jansa fue fiel a su argumentario incluso horas después de que se conocieran los resultados y fuera consciente de que necesita pactar para llegar al poder. El político, de 59 años, insistió públicamente en que colocará a los eslovenos “primero, por delante”, lo que no ha sorprendido a nadie. Durante la campaña se mostró elogioso con el primer ministro de Hungría, el ultranacionalista Viktor Orban, quien para expandir el miedo contra los inmigrantes ha llegado a afirmar que Europa estaba sufriendo una invasión.

El presidente del país, Borut Pahor, le encargó este lunes a Jansa formar gobierno pese a lo difícil de la empresa. Pahor, un personaje antagónico, un europeísta de corazón que aboga por la inclusión en la UE de algunos de los países con los que Eslovenia formó parte de la Antigua Yugoslavia, ha dicho a la prensa local que otorga el mandato de construir una opción de gobierno al vencedor porque “así son las reglas democráticas”. En caso de que Jansa fracase, aseguró que se buscarán otras opciones.

Ante un escenario tan complejo, Pahor considera fundamental tener paciencia y sabiduría. Tras el Partido Democrático Esloveno, le siguen la Lista de Marjan Sarec (13%), el Partido Socialdemócrata (10%) y el Partido Moderno del Centro (10%), la formación de quien era hasta ahora el primer ministro, Miro Cerar, y la izquierda (10%) Hay otros 7 partidos con más o menos porcentaje que componen el panorama político esloveno.

Las elecciones han llegado en un clima favorable para Jansa. Toda la región mantiene un duro discurso contra la inmigración. Orban atiza el odio al refugiado en Hungría, mientras que Sebastian Kurz, el líder del Gobierno austriaco, puso el énfasis de su campaña electoral en los efectos perniciosos que tendría la inmigración en su país. A la vez, Bosnia, un país cercano a Eslovenia, pobre y con instituciones muy débiles, está recibiendo desde hace un mes un considerable número de hombres jóvenes que tratan de alcanzar territorio europeo. Les escenas remiten a la oleada de refugiados de hace tres años en los Balcanes, lo que desbordó la capacidad de acogida de los países de la frontera sureste de la Unión Europea. 

Estas elecciones han sido las octavas desde la independencia en 1991 de la pequeña república exyugoslava —de dos millones de habitantes—, que desde 2004 forma parte de la Unión Europea y desde 2007 tiene el euro como moneda.

Más información