Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fuerza Aérea israelí anuncia el estreno global en combate del F-35

Israel fue el primer país al que EE UU autorizó la venta del caza invisible al radar

Un caza F-35 israelí, en unas maniobras en diciembre de 2016. En vídeo, declaraciones de Amikam Norkin, de la Fuerza Aérea de Israel. FOTO: AP / VÍDEO: REUTERS

La Fuerza Aérea de Israel desveló este martes que ha sido la primera en estrenar en combate el F-35, el ultramoderno caza furtivo indetectable para los radares enemigos. El jefe de la aviación militar hebrea, general Amikam Nirkin, se lo comunicó así a los comandantes de las fuerzas aéreas de una veintena de países reunidos al norte de Tel Aviv.

El general Nirkin mostró a sus colegas —procedentes, entre otros países, de Estados Unidos, Italia, Francia, India o Brasil— la imagen de varios F-35 sobre Beirut, al tiempo que confirmaba que estos aparatos habían participado en ataques en dos frentes.

“La escuadrilla de los F-35 está operativa y ya está sobrevolando todo Oriente Próximo”, se ufanó el jefe de la Fuerza Aérea.

Nirkin reiteró que la Guardia Revolucionaria iraní había disparado 32 cohetes hace dos semanas contra los Altos del Golán, meseta siria ocupada por Israel desde 1967 y que, en respuesta a la agresión, la aviación de combate a sus órdenes —esta vez sin el concurso de los flamantes F-35— había lanzado ataques contra 20 objetivos en Siria.

“Dispararon más de 100 cohetes tierra-aire contra nuestros cazas y tuvimos que destruir sus baterías antiaéreas”, dijo el general israelí.

“Seguimos manteniendo libertad de acción en la región”, puntualizó el general Norkin, “para impedir el rearme de Hezbolá [milicia libanesa chií] y de Irán con el fin de afianzarse militarmente en Siria”. “Intervenimos de forma habitual”, desveló, “sin traspasar el umbral de un conflicto bélico”.

85 millones por avión

Construido por Lockheed Martin, el F-35 comenzó a volar en 2006. Israel ha recibido ya nueve aparatos del pedido total de 50 (ampliable a 75) que ha formulado a la compañía aeronáutica estadounidense. La israelí ha sido la primera fuerza aérea en estar equipada con este caza furtivo, después de la de EE UU.

Su elevado precio —en torno a los 100 millones de dólares (85 millones de euros)— fue criticado por el republicano Donald Trump a su llegada a la Casa Blanca. El Pentágono, no obstante, ha mantenido el programa de compras del ultramoderno avión de combate. Analistas militares citados por la BBC consideran que sus prestaciones de invisibilidad ante el radar pueden haber comprometido su capacidad de combate aéreo.

Más información