Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

El cadáver decapitado de una turista europea conmociona a una región turística en India

La mujer había viajado al país para someterse a un tratamiento médico. Un narcotraficante y un guía turístico sin licencia, que colgaron el cuerpo de un árbol para simular un suicidio, los únicos acusados

Vista de la playa Kovalam, en la región india de Kerala, donde se encontró el cuerpo sin vida de la turista letona Liga Skromane.
Vista de la playa Kovalam, en la región india de Kerala, donde se encontró el cuerpo sin vida de la turista letona Liga Skromane. GETTY IMAGES

Liga Skromane tenía 33 años. Era de Letonia y había viajado a India para someterse a un tratamiento médico por depresión y trastornos alimenticios. El pasado 14 de marzo, su compañero sentimental y su hermana denunciaron su desaparición. La última vez que se la vio con vida fue a las afueras de la capital de la región de Kerala, donde se encuentra el centro hospitalario al que acudía. Más tarde, un conductor de mototaxi explicó a la policía que llevó a la mujer a la playa de Kovalam, a 16 kilómetros de la ciudad, el mismo día que desapareció. Finalmente, las pesquisas condujeron a las autoridades hasta el cadáver de la turista, que había sido violada y asesinada por dos personas, —presuntamente por un narcotraficante y un guía turístico sin licencia— arrestados casi dos meses después y señalados como los dos únicos presuntos culpables del crimen, según ha publicado el medio local Hindustantimes.

“Ambos acusados se enfrentan a los cargos de agresión sexual, asesinato, detención ilegal y uso de sustancias narcóticas”, indicó Loknath Bhera, el director general de la policía de Kerala. Las detenciones se produjeron a finales de abril, cinco días más tarde de conocerse el suceso. El cuerpo decapitado, con claros signos avanzados de descomposición, fue hallado en una zona remota de manglares colgado de un árbol. La policía sospecha que los presuntos asesinos decidieron actuar de esta manera para tratar el suceso como un suicidio, y no como un crimen. La hermana de Skromane fue la encargada de verificar la identidad de la víctima gracias al vestido que llevaba puesto aquel día.

Al parecer, uno de los dos hombres —el guía turístico— se acercó a ella cuando la divisó sola en la playa, sin gente a su alrededor. Acto seguido, supuestamente la condujo en su bote hacia una zona solitaria y se reunió con su amigo. Ambos le ofrecieron algunas drogas y después la violaron. Los dos individuos la estrangularon por miedo a que “la mujer avisara a la policía”. Más tarde, la colgaron de un árbol de forma minuciosa para intentar ocultar la decapitación y que pareciera un suicidio.

El caso, que pronto tuvo repercusión nacional, se debió a la gran movilización efectuada por los familiares de la mujer para localizarla. Incluso, se llegó a ofrecer una recompensa a quién la encontrara en una investigación policial que, en sus primeras fases, fue criticada por la propia hermana ante la dificultad en la obtención de pruebas. “Este desafortunado incidente no debería haber ocurrido nunca en un estado como Kerala”, llegó a afirmar el director general de la policía. En la actualidad, la playa de Kovalam es una de los principales destinos turísticos de India.

La Administración ya ha compensado con 500.000 rupias (unos 9.000 euros) a la familia de Skromane y ha asumido todos los gastos de la repatriación del cadáver. La hermana ha expresado que el cuerpo será incinerado en India, pero las cenizas serán trasladadas a su país de origen.

Síguenos en Twitter y en Flipboard