Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tiroteados cinco estudiantes en un instituto de bachillerato de Ciudad Victoria

Un grupo armado ha disparado contra los alumnos que están heridos, uno de ellos grave

La escuela Marte R. Gómez, tras el tiroteo.
La escuela Marte R. Gómez, tras el tiroteo. EFE

Un grupo armado ha disparado este martes contra los alumnos de la escuela Preparatoria Federalizada No. 1en Ciudad Victoria, Tamaulipas. Cinco estudiantes han resultado heridos, han confirmado fuentes del gobierno del Estado. Uno de ellos se encuentra grave, ha informado el Gobierno del Estado mexicano. 

Los atacantes llegaron en un vehículo y dispararon contra los estudiantes que se encontraban al interior del plantel e hirieron a cinco alumnos, tres hombres y dos mujeres, ha informado la Procuraduría General de Justicia del Estado. De acuerdo con el reporte oficial han sido detenidos tres presuntos responsables y dos cómplices en la colonia Misión del Palmar en la misma ciudad. Las ambulancias de la Cruz Roja llegaron al lugar y trasladaron a los lesionados al hospital del Seguro Social, un centro de salud muy cercano a los hechos. La zona fue acordonada. 

Tras el ataque, Vicente Huerta, director del instituto de bachillerato, ha dicho que los agresores pretendían secuestrar o ‘levantar’ al alumno Ángel Salas de 18 años, uno de los heridos. Sin embargo, el joven logró zafarse de estas personas y corrió al interior del instituto. “Él (estudiante) era el objetivo de ellos, lo esperaron a la salida de la escuela, pero no sé con qué intenciones. No sé cómo se les baja del carro, corre para la escuela y le siguen disparando”, relata el director.

En su camino Salas fue herido por la espalda al igual que cuatro compañeros, quienes fueron alcanzados, de soslayo, por las balas. El estruendo del tiroteo desató el pánico y la desesperación entre los más de 600 estudiantes que aún estaban en el plantel de Ciudad Victoria, Tamaulipas. No obstante, Huerta asegura que los atacantes nunca ingresaron al instituto y que las balas iban dirigidos solo a un objetivo.

El estudiante de segundo semestre de bachillerato, Ángel Salas, se reporta delicado pero estable y tendrá que permanecer más días en el hospital. El director asegura que es un alumno regular y con buenas calificaciones. Los otros cuatro jóvenes heridos, dos mujeres y dos hombres, se prevé sean dados de alta en las próximas horas. El instituto opera con normalidad. Una patrulla merodea la zona, pero la mitad de los alumnos ha decidido no acudir a clases.

Este episodio se suma a la galería de violencia que no ha dado tregua a Tamaulipas, especialmente después de que se declarara la guerra contra el narco a finales de 2006. En solo nueve años la cifra de homicidios casi se ha triplicado, pasando de unos 300 al año a casi 900 en 2017. Una tasa muy elevada para una entidad de unos tres millones y medio de habitantes.

En menos de un mes otros dos casos de violencia en el Estado saltaban a la prensa. Un enfrentamiento a tiros entre narcos y autoridades de Tamaulipas acabó con la vida de seis civiles. Las balas alcanzaron el coche de Teresa Sánchez, de 62 años, que circulaba junto a su hija Maribel Roque, de 36, y a su nieto Sergio Guadalupe Roque, de 19. También a José Alfredo Vargas, Israel Rodolfo Alcaraz y otro hombre que no fue identificado. Dos semanas antes, en Nuevo Laredo, moría una familia —una madre y sus dos niñas de tres y cinco años, en circunstancias similares.

Más información