Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Gales prohíbe los ‘piercings’ íntimos a menores de edad

La prohibición no se aplica en el resto de las naciones de Reino Unido y se apoya en argumentos sanitarios

Un joven con un 'piercing' en la lengua.
Un joven con un 'piercing' en la lengua. Getty Images

Conducir, votar, beber alcohol, contraer matrimonio. Y, ahora, en Gales, las autoridades han añadido una nueva entrada a la lista de actividades prohibidas a los menores de 18 años: hacerse piercings en la lengua, los pezones o los genitales.

La prohibición, que entró en vigor este jueves, no se aplica en el resto de las naciones de Reino Unido y se apoya en argumentos sanitarios. Como los jóvenes continúan creciendo en la adolescencia, defiende el Gobierno laborista galés, una perforación íntima realizada a una edad temprana puede provocar complicaciones a medida que el cuerpo se desarrolla. Entiende, además, que los menores pueden carecer de la experiencia o el conocimiento necesarios para limpiar adecuadamente un piercing íntimo, aumentando el riesgo de infección. La prohibición no se extiende a otras zonas del cuerpo como párpados, ombligo, orejas o labios, que sí pueden seguir siendo perforadas legalmente.

La decisión está respaldada por diversos estudios científicos. Uno de ellos, publicado en 2008 en el British Medical Journal, señala que las perforaciones en la lengua son las más problemáticas: un 50% de los jóvenes de entre 16 y 24 que se lo hacen acaban sufriendo complicaciones. Le siguen en la lista los piercings en los genitales (complicaciones en el 45% de los casos) y en los pezones (38%). En general, revela el estudio, uno de cada cuatro acaba desencadenando problemas.

 Aquellos que incumplan la norma podrán ser castigados con una multa, cuya cuantía deberán determinar las autoridades locales. Los perforadores profesionales deberán pedir a sus clientes que demuestren su mayoría de edad.

La regulación de los piercings difiere en las distintas naciones que conforman Reino Unido. En todo el territorio se aplica la prohibición de realizarlos en los genitales o en los pechos de las mujeres a menores de 16, la edad del consentimiento sexual. Para el resto de piercings, incluido en la lengua, no existe límite de edad en Inglaterra. Pero en Escocia cualquier piercing en menores de 16 requiere autorización de los padres.

Algunos temen que la prohibición en Gales provoque un aumento de los piercings realizados de manera clandestina, aumentando los riesgos sanitarios. Otros, los más críticos con el Gobierno de Gales, no han dejado pasar una aparente contradicción: apenas unos días antes de la entrada en vigor de la prohibición, el Ejecutivo galés proponía rebajar la edad de voto en las elecciones locales hasta los 16 años.

Síguenos en Twitter y en Flipboard