Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mancera sobre la legalización de la marihuana: “No te puedes poner una venda en los ojos”

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México pide un “debate responsable” y recuerda que la capital fue la primera en abrir la puerta al uso medicinal del cannabis

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera
El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera EFE

La propuesta de legalizar el consumo de marihuana en dos estados playeros lanzada ayer por el secretario de Turismo de México ha provocado una catarata de reacciones a un lado y otro del espectro político mexicano. A las puertas del arranque oficial de la campaña electoral, todos quieren tomar posiciones en un tema jugoso pero delicado. El último en salir a la palestra ha sido este viernes el jefe de Gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera: “es un debate que se debe dar, que debe estar en la agenda. No te puedes poner una venda en los ojos”.

“Nosotros hemos tenido un debate responsable, nuestro planteamiento original fue el de la marihuana medicinal”, añadió refiriéndose al apartado de la Constitución de Ciudad de México, aprobada el año pasado, que contempla el acceso al cannabis para fines terapéuticos y de investigación. La capital mexicana, punta de lanza en la defensa de los derechos civiles en su país, como el aborto o el matrimonio gay, fue el primer Estado en legalizar esta vertiente de consumo de marihuana.

México, un país marcado a fuego por el conflicto de las drogas -en la última década se registraron más de 100.000 muertes relacionadas con el narcotráfico- ha ido lentamente relajando su legislación a golpe de sentencia judicial. Dos históricas decisiones de la Corte Suprema abrieron la puerta hace dos años. En un primer caso, dando entrada de un derivado del cannabis con fines medicinales para una niña de ocho años que sufre a diario severos ataques de epilepsia. El mes siguiente, reconoció el amparo de cuatro personas para el cultivo y consumo personal de cannabis.

Desde entonces, el propio presidente Enrique Peña Nieto encabezó un giro en las políticas públicas sobre drogas. Apoyándose en las encuestas –alrededor de un 80% de la población respalda la legalización para usos medicinales- y siguiendo el paso de experiencias como la uruguaya, el Gobierno lanzó un proyecto de ley para elevar la cantidad mínima que se considera delito y permitir los usos terapéuticos.

La legalización del cannabis medicinal salió a delante en las dos cámaras en abril del año pasado. Sin embargo, la propuesta de elevar de cinco a 28 gramos la cantidad mínima fue tumbada por presiones dentro del grupo parlamentario priísta. También ahora, las recientes declaraciones de De la Madrid, que matizó horas después diciendo que eran “una reflexión a título personal, basada en análisis y estudio del tema por muchos años”, han tenido respuesta negativa dentro del partido. Mikel Arriola, candidato del PRI a la Ciudad de México ha calificado de “ocurrencia” la propuesta y ha afirmado que “es preocupante que un tema de salud se aborde con ligereza por el secretario de Turismo. No creo que sea la mejor forma de vender a nuestro país".