Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El petrolero iraní accidentado en China se hunde tras una nueva explosión

En la embarcación viajaban 32 tripulantes que el equipo de rescate iraní da por muertos

El 'Sanchi' hundiéndose, en una imagen facilitada por el Ministerio de transporte de China este domingo. Vídeo: imágenes del petrolero ardiendo, el domingo.

El petrolero iraní Sanchi, que llevaba una semana a la deriva después de colisionar con un carguero en el Mar Oriental de China, se ha hundido esta madrugada tras una nueva explosión, según ha informado la televisión oficial china, que ha añadido que ha dejado a su alrededor grandes cantidades de petróleo que siguen ardiendo. En la embarcación viajaban 32 tripulantes —30 iraníes y dos Bangladesíes— que un portavoz del equipo de rescate iraní da por muertos. Este sábado se han rescatado los cuerpos de dos de los marineros.

"Ya se ha hundido", ha declarado la televisión china CCTV, citando al Centro de búsqueda y rescate marítimo de Shanghái. En el momento de la colisión, el Sanchi transportaba 136.000 toneladas de crudo (un millón de barriles, aproximadamente) de baja densidad, algo que ha hizo que las autoridades chinas se temieran una catástrofe ambiental.

El portavoz del equipo de rescate iraní enviado a China para supervisar las operaciones de contención, Mohamed Rastan, ha confirmado la muerte de la tripulación. "El fuego se ha extendido a la totalidad de la nave y ya no podemos acercarnos", ha explicado.

La Administración Oceánica Estatal de China ha contado que la última detonación de la embarcación ha hecho que una gran cantidad de petróleo que había en las aguas circundantes haya comenzado a arder, según ha informado Xinhua, la agencia oficial de noticias. El organismo ha asegurado que  ampliaría la extensión del monitoreo para "determinar con rapidez la propagación y la deriva" del combustible del barco naufragado.

Un equipo de salvamento chino recuperó el sábado dos cuerpos del petrolero. Otro cuerpo, presumiblemente de uno de los marineros del Sanchi, fue hallado el lunes y llevado a Shanghái para identificarlo.

El canciller chino Wang Yi le había dicho por teléfono a su contraparte iraní Mohammad Javad Zarif que "siempre y cuando hubiera un 1% de esperanza, China continuaría haciendo 100% del esfuerzo" para rescatar y recuperar a otros miembros de la tripulación.

El petrolero, propiedad de National Iranian Tanker Co, se dirigía a Corea del Sur cuando chocó con el carguero, que traía grano desde EE UU, a alrededor de 160 millas náuticas (184 km) frente a la costa de China, cerca de Shanghái.

Más información