Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Los europeos vienen a vernos más a menudo, pero quieren mantenerlo secreto”

EL PAÍS entrevista en Damasco a Faysal Meqdad, viceministro de Asuntos Exteriores sirio

El viceministro de asuntos exteriores sirio, Faysal Meqdad, en su oficina de Damasco este lunes .
El viceministro de asuntos exteriores sirio, Faysal Meqdad, en su oficina de Damasco este lunes . EL PAÍS

El viceministro de Asuntos Exteriores de Siria, Faysal Meqdad (Ghasm, 1954), confía en que el Gobierno del que forma parte celebre pronto el fin del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en su territorio. También augura que el Ejecutivo de Bachar el Asad mantendrá el apoyo del pueblo sirio en el intento de cerrar el largo conflicto interno. Un final del que espera también la retirada de la presencia militar extranjera. Meqdad cree que España ha sido "muy dura" con el régimen sirio y  “debería haber servido de puente y canal de comunicación entre Siria y Europa”. El viceministro apunta que reciben a representantes europeos que buscan la discreción mientras exploran la posibilidad de colaborar en seguridad e inteligencia.

Pregunta. ¿Ha ganado su Gobierno la guerra en Siria?

Respuesta.Estamos ganando la guerra, pero la última batalla no ha sido librada. Aún quedan Raqa, Idlib [libres de yihadistas pero no en manos gubernamentales] y algunas bolsas más. Pero muy pronto celebraremos la erradicación del ISIS en Siria.

P. ¿Qué espera de las próximas rondas de negociación que se celebran en Riad, Sochi y Ginebra?

R. Esto refleja la complejidad de la situación y los diferentes intereses existentes. Desafortunadamente, debido a la falta de equilibrio que ha dominado las reuniones de Ginebra [auspiciadas por la ONU], sujetas a las agendas de ciertos actores clave, desde los países occidentales a los del Golfo, que han armado y apoyado al terrorismo en todos los niveles, estas no han dado muchos resultados. Por supuesto, nuestra decisión es la de seguir participando. Si no se ha logrado ningún avance tangible hasta ahora es porque la intención de algunos países que participan en Ginebra es la de hacer efectivo un cambio de régimen a través de la vía política. Y eso no va a pasar nunca. Porque tenemos un Gobierno fuerte, que está principalmente combatiendo el terrorismo en Siria y cuenta con el apoyo de su gente. No hay que olvidar que también está [la cumbre de] Astaná [Kazajistán], donde se han logrado algunos resultados positivos.

P. ¿Qué aportan las conversaciones de Sochi (Rusia) a las de Astaná?

R. En Astaná los tres países garantes, Rusia, Irán y Turquía están mediando con el fin de pacificar a los diferentes grupos involucrados en la crisis. El último logro ha sido establecer zonas de distensión. Sochi es diferente, se trata de una reunión política para los sirios que se sentarán juntos y discutirán sobre la situación en Siria. En Astaná se reúne un grupo muy limitado de líderes políticos y de los grupos armados, mientras que Sochi abarca a la casi todos los actores sirios.

P. El presidente ruso, Vladímir Putin, dijo recientemente que se baraja una posible transición en Siria como parte de la solución política. ¿Está acordado con el Gobierno sirio?

R. Nuestro entendimiento sobre esa transición es que se refiere a una nueva Constitución y una nueva Asamblea popular. Si se trata de imponer algo que el pueblo sirio rechaza, entonces es inaceptable. No podrán obtener por la vía política lo que no han logrado por la vía militar.

P. El secretario de Defensa norteamericano, James Mattis, ha dicho que “las tropas norteamericanas no van a irse de Siria de forma inmediata”.

R. Las acciones de EE UU contradicen lo que la ONU ha dicho: que el objetivo de la coalición [internacional] es el de luchar contra el Daesh [acrónimo en árabe del ISIS]. Ahora que el Daesh está a punto de ser derrocado en Irak y en Siria, ¿cuál es la razón de ser de esta coalición? Hemos pedido constantemente su disolución porque han matado a miles de civiles sirios y destruido el 90% de Raqa.

P. En la Siria post-ISIS, ¿prevé nuevos conflictos, por ejemplo con Turquía en Idlib, o contra las milicias kurdas en Raqa?

R. Toda presencia ilegal de tropas extranjeras, de EE UU o turcas, en suelo sirio es una violación de la soberanía territorial y actuaremos acorde a ello. Hemos mandado docenas de cartas a Turquía avisando, y pidiendo que dejen de apoyar a esos grupos en Siria. Deberían retirarse de Siria y centrarse en sus problemas internos en lugar de intentar debilitar nuestro país. En cuanto a Raqa, el ejército la recuperará. Tal vez no mañana, pero seguro que pasado mañana. Y retomaremos Idlib y todas aquellas zonas hasta restablecer el control estatal completo.

P. ¿Existe hoy una mayor coordinación con representantes europeos?

R. Vienen a vernos más a menudo, pero quieren que se mantenga en secreto sobre todo frente al resto de miembros de la UE. La mayoría quiere colaborar en los ámbitos de la seguridad y de la inteligencia.

P. ¿Tiene su Gobierno un plan de reconstrucción? Y de ser así, ¿quiénes participarán?

R. Aquellos que han destruido Siria deben pagar su reconstrucción por mera responsabilidad moral. No aceptaremos ninguna precondición ni que ningún país que haya contribuido a la destrucción de Siria sea parte de su reconstrucción, como Francia, Reino Unido, EE UU, Arabia Saudí o Turquía. España tiene que trabajar duro para volver a ganarse nuestra confianza. Debemos depender de nuestros amigos, y particularmente en el Este y no en Occidente. Creo que el pueblo sirio está listo y preparado para reconstruir el país.

Más información