Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Con los muertos portugueses no se cena

Una celebración tecnológica junto a los túmulos de Amalia y Eusebio enzarza a Gobierno y oposición

Fachada del Panteón Nacional de Lisboa.
Fachada del Panteón Nacional de Lisboa.

Puestos a cenas exclusivas, ninguna tan exclusiva como rodearse de Amalia y de Eusebio, que ni apellidos necesitaron para hacerse famosos mundialmente. Los restos mortales de la mítica fadista y del enorme futbolista descansan en el Panteón Nacional de Portugal, donde la pasada semana un selecto grupo de personas celebró el final de la conferencia tecnológica Web Summit. Una foto colgada en las redes sociales ha desatado el escándalo nacional.

“Es indigno”. Fue la reacción del primer ministro del país, al ver la imagen de la cena, a la luz de las velas, como si fuera una escena de Harry Potter o una cumbre masónica. “Dimisión, dimisión”, proclamó el político de la oposición Barreto Xavier.

Los invitados a tan exclusivo acto no es que fueran amantes de la nigromancia o del movimiento okupa que entraron tirando la puerta. Habían pagado su buen dinero al erario público por reservar el espacio. El Panteón forma parte de los monumentos, museos y palacios nacionales que se pueden alquilar para actos privados, como es el caso del monasterio de los Jerónimos o La Torre de Belém.

Así que cuando el primer ministro se escandalizó con la cena entre los túmulos de los padres de la patria —aparte de los dos famosos universales y escritores se encuentran presidentes de la república— parecía olvidarse que ya se habían celebrado cenas cuando era alcalde de Lisboa. El no menos escandalizado político de la oposición, Barreto Xavier, fue quien reguló en 2014 el aprovechamiento económico de patrimonio cultural del país; en el caso del Panteón a cambio de 3.000 euros y para un aforo máximo de 800 personas.

La directora del Panteón, a la que se quiere cargar el muerto, aclara que la cena fue aprobada por la Dirección General del Patrimonio Cultural y aclara que en la sala del ágape, el centro del Panteón, no hay restos de ningún famoso ni siquiera sus cenizas, que los Túmulos de Amalia y Eusebio, Garrett y Sophia se encuentran en los lados y cerrados. 

En medio del lío, está Paddy Cosgrave, máximo responsable de la exitosa Web Summit, que no entiende nada de lo que ha pasado. “Querido Portugal, disculpa, es que soy irlandés”, reaccionó en Twitter. "Culturalmente tenemos una oposición diferente en relación con la muerte, la celebramos". No hay más que recordar la película británica Un funeral de muerte. "Disfruto de este país", añade, "como de una segunda casa y nunca busqué ofender a los mayores héroes del pasado de Portugal".

El primer ministro ha prometido cambiar la ley para que no se cene más junto a los héroes de Portugal. Con lo que Amalia y Eusebio disfrutaban de su público.

Síguenos en Twitter y en Flipboard