Culebrón judicial en Grecia en torno a un fraude en bitcoins

La Justicia helena concede la extradición a EE UU y Rusia de un empresario ruso acusado de estafar miles de millones de euros en la moneda virtual

Alexander Vinnik, el acusado, llega a un tribunal de Salónica.
Alexander Vinnik, el acusado, llega a un tribunal de Salónica.Giannis Papanikos (AP)

El sempiterno tira y afloja entre EE UU y Rusia ha encontrado nueva munición en el follón judicial en curso en torno a Alexander Vinnik, un ruso de 37 años responsable de la plataforma de intercambio de bitcoins BTC-e, al que Washington acusa de fraude multimillonario por blanquear presuntamente 4.000 millones de dólares en dicha moneda virtual. El enredo se desarrolla en los tribunales de Grecia, donde Vinnik fue detenido a finales de julio mientras disfrutaba de unas vacaciones en el norte del país, popular destino turístico entre los rusos (en especial la paradisiaca región de Calcídica). Tras un primer fallo favorable a su extradición a Estados Unidos, ya recurrido por Vinnik, y otro idéntico pro Rusia el pasado miércoles, la pelota está en el tejado del Supremo griego, que deberá pronunciarse y romper el empate técnico. En última instancia, correspondería al ministro de Justicia griego decidir la suerte del detenido.

Vinnik prefiere ser extraditado a Rusia, que le atribuye solamente una estafa de 9.500 euros

Vinnik prefiere ser extraditado a Rusia, que le atribuye solamente una estafa menor de 9.500 euros, una nimiedad en comparación con los 21 graves cargos presentados por la justicia estadounidense y que se resumen en ese fraude colosal milmillonario. Vinnik, que insiste en su inocencia, cuenta con la asistencia letrada de uno de esos abogados estrella que convierten cualquier proceso en espectáculo.

Aunque en mucha menor medida que los procesos de extradición a Turquía de los oficiales del Ejército refugiados en Grecia tras el frustrado golpe de Estado de julio de 2016 —resueltos a favor de los prófugos, y contra Ankara—, el culebrón judicial en torno a Vinnik ha puesto también en cierto brete a las autoridades griegas, en amor y compaña con Moscú y, a la vez, expectantes ante la entrevista que mantendrán en la Casa Blanca este martes el presidente Donald Trump y el primer ministro griego, Alexis Tsipras. Consciente de la importancia geoestratégica de Grecia —y de sus confesas veleidades hacia Moscú y Pekín—, la diplomacia estadounidense tira decididamente del país balcánico-mediterráneo hacia Occidente mediante una labor diplomática infatigable, en concreto a cargo del actual embajador, Geofrrey Pyatt. Del lado ruso, son más que conocidas las buenas relaciones de hermandad —la fe ortodoxa que ambos países profesan ayuda, y mucho— que Atenas y Moscú mantienen desde tiempos inmemoriales, no sólo desde la llegada al poder de Syriza, en enero de 2015: el Gobierno del conservador Kostas Karamanlís (2004-2009) estrechó relaciones con Moscú mediante la firma de numerosos acuerdos de cooperación energética. Esos lazos costaron en 2008 a Karamanlís un buen susto: un compló criminal para asesinarlo.

Más información

Ruso es también —tiene la doble nacionalidad—, Iván Savvidis, uno de los magnates griegos que más pinchan y cortan en el reordenamiento del complicado panorama mediático heleno, que se sustancia en dos vastos frentes: el de las licencias televisivas —en 2016 pujó por una, aunque el concurso fue anulado posteriormente— y el reflotamiento de grupos mediáticos en quiebra, como Pegasus, una operación por la que Savvidis, dueño del club de fútbol PAOK de Salónica, desembolsó cuatro perras y que le ha convertido en propietario de tres diarios históricos. Savvidis, por cierto, causó un revuelo tremendo este verano al comparar elogiosamente al primer ministro Tsipras con el presidente ruso, Vladímir Putin, mientras cargaba sin misericordia contra el líder de la oposición griega, el conservador Kyriakos Mitsotakis.

PD: El mismo día que un tribunal de Salónica fallaba a favor de la extradición de Alexander Vinnik a Rusia, el ministro de Finanzas de este país, Anton Siluanov, anunciaba un acuerdo para regular el tenebroso mercado de las criptodivisas, que, según el presidente Putin, "son arriesgadas y se usan para cometer ciberdelitos". En consecuencia, el banco central ruso bloqueará las páginas web que vendan bitcoins.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción