Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las autoridades descartan que el atropello de Marsella sea un acto terrorista

El conductor que ha matado a una mujer ha sido detenido y presentaría problemas psiquiátricos

Marsella
Agentes de la policía francesa trabajan en la parada de autobús en la que se ha registrado un atropello en Marsella. AFP

Una persona ha muerto y otra ha resultado herida grave este lunes en Marsella, cuando un conductor ha embestido con una furgoneta dos paradas de autobús situadas en diferentes puntos de esta ciudad costera francesa. Las autoridades consideran el incidente como un acto deliberado, aunque la fiscalía ha descartado por el momento que se trate de un ataque terrorista. El conductor, que ya ha sido detenido, tendría problemas psiquiátricos, según las autoridades.

“No hay ningún elemento que permita calificar este acto de terrorista”, ha dicho el fiscal de Marsella, Xavier Tarabeux, a la agencia France Presse. Según ha explicado, se ha hallado un correo electrónico del conductor con un enlace a una clínica psiquiátrica. “Nos orientamos sobre todo hacia esa pista psiquiátrica”, ha agregado.

El incidente comenzó alrededor de las 8 de la mañana, cuando una furgoneta Renault, que según el diario local La Provence era robada, se lanzó a alta velocidad contra una parada de autobús en el distrito 13 de Marsella, dejando a una persona herida. Una hora más tarde, el mismo vehículo embistió otra marquesina un poco más lejos, en el distrito 11, matando a una mujer de unos 40 años.

Un testigo habría anotado la matrícula del vehículo, según la cadena BFM TV, lo que permitió a la policía detener al conductor poco después en la zona del puerto viejo de Marsella.

El detenido, que no se resistió al arresto, es un hombre de 34 años oriundo del vecino departamento de Isère que tiene antecedentes penales pero que no estaba fichado por los servicios de inteligencia, de acuerdo con los reportes. La policía cerró al tráfico todo el sector del Puerto Viejo tras el incidente.

Tras los atentados en Barcelona y Cambrils la semana pasada, también Francia está en alerta máxima ante un posible nuevo ataque terrorista. El país seguirá, al menos hasta noviembre, en estado de emergencia decretado tras los atentados perpetrados por Estado Islámico el 13 de noviembre de 2015 en París, que dejaron 130 muertos.

Francia no es ajena a los ataques terroristas “low cost” con vehículos como el de Las Ramblas. De hecho, sufrió el primer atropello masivo terrorista el 14 de julio del año pasado en Niza, donde 85 personas murieron cuando un extremista se lanzó con un camión por el Paseo de los Ingleses, la principal avenida de esta ciudad, que estaba llena de gente que en esos momentos observaba los fuegos artificiales por la fiesta nacional francesa.

A comienzos de este mes, seis militares resultaron heridos en las afueras de París cuando un hombre embistió de manera deliberada su coche contra los uniformados que salían de su cuartel para empezar las patrullas en el marco de la operación antiterrorista en marcha en Francia los dos últimos años.

Sin embargo, también se han registrado atropellos deliberados sin motivación terrorista en los últimos tiempos. La semana pasada, un joven perturbado y que aparentemente quería suicidarse lanzó su vehículo contra una pizzería también en las afueras de París, matando a una niña y dejando heridas graves a otras 13.