Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Las elecciones en Francia amenazan con colapsar webs de medios belgas y suizos

La prohibición de difundir sondeos en medios galos antes de las ocho de la tarde lleva a los internautas a visitar sitios informativos de otros países francófonos

Elecciones en Francia
Once candidatos a las elecciones presidenciales francesas durante un debate presidencial, el jueves. EFE

Los medios de comunicación belgas y suizos se preparan para recibir una avalancha de lectores por las elecciones francesas. El motivo del aluvión de internautas que esperan para este domingo, que amenaza incluso con dejar fuera de servicio sus portales web, habituados a afluencias más modestas, no es otro que la ley francesa que impide la difusión de sondeos antes del cierre de los colegios electorales a las ocho de la tarde. Los resultados de las encuestas realizadas por institutos de opinión se publican horas antes, por lo que los ciudadanos galos, ávidos de saber qué candidatos tienen más opciones de pasar a la segunda vuelta, corren a informarse en medios de Bélgica y Suiza publicados en francés.

La ley francesa castiga con hasta 75.000 euros la difusión de resultados antes de que se cierren los colegios electorales con el fin de no influir en la decisión final de los votantes. Las webs suizas y belgas, libres de esas severas restricciones, dieron en 2012 datos de los sondeos a pie de urna desde las 17.30 horas, y los resultados finales coincidieron en gran medida con las encuestas publicadas.

En un escenario tan igualado como el que esbozan los sondeos para los comicios de este domingo, con cuatro candidatos con opciones de pasar a la segunda vuelta, el interés se ha multiplicado. El portal de la televisión pública belga RTBF ha afirmado que espera una audiencia récord gracias al masivo desembarco de lectores franceses en busca de las estimaciones iniciales. Y ha recordado que en la primera vuelta de las presidenciales francesas de 2012, con Hollande y Sarkozy en un ajustado codo con codo, su cifra de usuarios únicos, como la de otros medios belgas de referencia, se multiplicó. El interés llega hasta el punto de que los responsables de la francófona RTBF vaticinan que hasta el 90% de las visitas de ese día pueden tener su origen en el país vecino.

Por esta razón, medios como el diario Le Soir han realizado pruebas anticipando un flujo de lectores muy superior a un día normal, como medida de precaución para evitar la caída de sus servidores. En las elecciones presidenciales de 2007, los principales medios belgas y suizos estuvieron inaccesibles durante horas, desbordados por el inesperado tráfico de usuarios hacia sus sitios web. Parte de ese tráfico huérfano de datos de encuestas a pocas horas de conocerse los resultados oficiales se trasladó entonces hacia las radios... de Suiza y Bélgica.

Las quejas de medios franceses que advierten de una posible competencia desleal no han tenido eco hasta ahora. Las autoridades electorales mantienen las restricciones y los medios belgas y suizos esgrimen el elevado interés por los comicios franceses como argumento para no seguir un embargo informativo al que no están obligados. En plena era digital, el celo de Francia por ocultar esos primeros resultados parece cada vez más una forma de poner puertas al campo.

Más información