Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

30.000 ecuatorianos votan en Madrid, un 50% más que en la primera vuelta

España tiene 168.000 electores habilitados para votar en las elecciones de Ecuador, más que en nueve de las 24 provincias del país

Elecciones en Ecuador
Uno de los centros electorales para Ecuador en Madrid.

El pulso por la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Ecuador entre el oficialista Lenín Moreno y el conservador Guillermo Lasso se ha sentido en Madrid. Unos 30.000 votantes han acudido al único centro de votación de la capital española, un 50% más que en la primera vuelta, según el consulado de Ecuador en Madrid. La Nave de Beotticher (en Villaverde) ha sido, de hecho, el punto que ha concentrado a más votantes en toda la contienda, incluidos los centros de votación en territorio ecuatoriano. España tiene 168.000 electores habilitados para votar en los comicios de Ecuador, más que nueve de las 24 provincias del país.

A pesar del aumento de la concurrencia, esta vez no se han formado las largas colas que entorpecieron la votación en la primera vuelta. “Yo temía por la cola, aquella vez tuve que esperar tres horas. Hoy llegué a la misma hora, pero no tuve que hacer nada de fila”, ha comentado Luis Felipe Jara, ecuatoriano de la provincia de Loja, tras votar al candidato oficialista. “Ningún ciudadano se ha quedado afuera sin votar”, ha anunciado Lorena Escudero Durán, cónsul de Ecuador en Madrid, cuando cerró los comicios. La funcionaria ha explicado que esta jornada electoral se ha organizado con el mismo esquema que la primera, pero el comportamiento de los electores ha sido diferente. Los ecuatorianos han respondido a la campaña #YoVotoTemprano, que lanzó el consulado a través de las redes sociales y mensajes de texto para promover que asistieran a las urnas por la mañana, según Escudero Durán.

La crispación de la campaña electoral no se ha trasladado adentro del recinto de votación. “En la primera vuelta parecía que éramos todos enemigos a muerte, pero hoy ha estado más tranquilo”, ha admitido Manuel Macías, directivo del partido opositor CREO en Europa, Asia y Oceanía. Aunque el conservador ha deslizado sospechas de fraude: “El Gobierno sigue el modelo de Venezuela y no estamos exentos de fraude”. Entre los votantes de Lasso el argumento recurrente para apoyarlo es el temor a una deriva chavista. “Ecuador necesita un cambio, otra ideología. Quiero un país libre y democrático”, ha señalado Boris Ortega, de Guayaquil.

Electores ecuatorianos en Madrid.
Electores ecuatorianos en Madrid.

En territorio ecuatoriano, votar es una obligación. Pero no en el exterior. Esto explica por qué la tasa de absentismo suele ser superior entre los que viven fuera del país. En la primera vuelta votaron 57.000 ciudadanos en España, sobre un total de 168.000 empadronados. Solo en Galápagos y Zamora, las provincias menos pobladas del país, se registraron menos votos. “Desde Alianza País hemos hecho campaña para que la gente venga a votar. Creo que va a votar muchísima más gente en España que en la primera vuelta”, ha asegurado el coordinador de la campaña del partido oficialista Alianza País para Europa, Fidel Narváez.

Navárez se ha mostrado confiado. “Hay mucho entusiasmo, creo que será una victoria importante”, ha augurado. Los resultados de la primera vuelta avalan su optimismo: con el 45% de los votos en España, Lenín Moreno triplicó entonces el número de papeletas que obtuvo Guillermo Lasso. Manuel Macías, sin embargo, ha asegurado que los conservadores pueden revertir el resultado. Para ello cuentan con recibir el apoyo de buena parte del 55% que no votó a Moreno en la primera contienda y de los ecuatorianos que no asistieron a sufragar el 19 de febrero.

Más información