Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Movimiento 5 Estrellas de Grillo se aleja del eje eurófobo

El grupo de los Liberales en la Eurocámara rechaza la solicitud de entrada del M5S

Roma / Bruselas

El Movimiento 5 Estrellas (M5S) dio este lunes un paso inesperado en su estrategia política al abandonar el grupo de los eurófobos en el Parlamento Europeo, que compartía con el británico del UKIP Nigel Farage, símbolo del Brexit, y la antiinmigración Alternativa para Alemania. En un referéndum online, un 78% de los militantes de la formación italiana optaron por sumarse al Partido de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE). El amplio respaldo no sirvió de nada: el grupo liberal rechazó su entrada alegando diferencias de programa.

El líder del M5S, Beppe Grillo, en una foto del 18 de diciembre de 2016. Ampliar foto
El líder del M5S, Beppe Grillo, en una foto del 18 de diciembre de 2016. AP

El deseo de Beppe Grillo de que su partido se integrara en el grupo liberal del Parlamento Europeo no se hará realidad. En un insospechado movimiento, el líder del Movimiento 5 Estrellas, la formación italiana anticasta, anunció en su blog el domingo la convocatoria de una votación en la que se decidiría la continuidad de su partido en el euroescéptico Europa de la Libertad y la Democracia Directa (EFDD) o pedir el ingreso en ALDE. El apoyo a esta última opción fue este lunes mayoritario con un 78,5% de los votos (31.914 sufragios) a favor del cambio al bloque liberal.

El resultado fue una victoria para Grillo, que había defendido la ruptura con los nacionalistas británicos —con los que apenas coincidieron en un 27% de las votaciones de la Eurocámara— por la importancia que adquirirá para el UKIP el Brexit en los próximos meses. “Farage ha abandonado ya el liderazgo de su partido y los eurodiputados ingleses abandonarán el Parlamento Europeo durante la próxima legislatura. Hasta entonces, nuestros colegas ingleses estarán ocupados en el futuro político del Reino Unido”, explicó en su blog.

El triunfo de Grillo fue sin embargo efímero. Guy Verhofstadt, líder de la alianza liberal europea, anunció este lunes tras reunirse con la ejecutiva de su grupo que “no hay suficiente base común” entre su formación y el M5S. “Hay diferencias muy importantes en asuntos clave”, afirmó. Aunque rechazó su ingreso, el candidato liberal a la presidencia de la Eurocámara se mostró partidario de trabajar conjuntamente en materias en las que sus programas son más cercanos, entre las que citó cuestiones como la transparencia, el medioambiente y la democracia directa.

El M5S cuenta con 17 europarlamentarios, mientras que los liberales suman 68, por lo que en caso de haber llegado a un acuerdo estos habrían pasado de ser el cuarto mayor grupo de la Eurocámara a convertirse en el tercero solo por detrás de socialistas y populares. Para Grillo, la alianza habría significado “incidir sobre el resultado de muchas decisiones importantes para contrarrestar el establishment europeo”.

El cómico italiano, que fundó en 2009 el M5S, anunció que juntos podrían trabajar para “la simplificación del aparato burocrático europeo, la resolución de la emergencia migratoria, la promoción de la economía verde y el desarrollo del sector digital y tecnológico”. Grillo obvió en esa lista la propuesta de su partido de convocar un referéndum sobre la permanencia de Italia en el euro así como otras peticiones muy alejadas de la línea ideológica de los que pretendía se convirtieran en sus nuevos socios europeos, como poner en marcha una renta básica para los ciudadanos cuyos ingresos les sitúen bajo el umbral de la pobreza.

Una explicación de la maniobra para alejarse de los partidos euroescépticos de la Eurocámara la dio Luigi Di Maio, vicepresidente de la Cámara de Diputados y el miembro del M5S con más posibilidades de ser candidato a primer ministro en las próximas elecciones, previstas para 2018. “En el Parlamento Europeo, la elección del grupo político es una cuestión técnica (...). Si la adhesión a un grupo fuese por afinidad política, nos habríamos equivocado de grupo”, dijo al diario La Repubblica.

El partido liderado por Grillo solo ha votado en el mismo sentido que ALDE en la mitad de las ocasiones, menos que con Izquierda Unitaria Europea, Los Verdes o el Partido Popular Europeo, pero como señaló Di Maio, los equilibrios partidistas no siempre dependen de coincidencias ideológicas.