Kosovo obtiene un código telefónico propio, el 383

Las autoridades kosovares consideran un logro tener un número distinto al de Serbia, país del que declararon su independencia en 2008

Edita Tahiri, ministra para el Diálogo con Belgrado, en rueda de prensa tras la asignación del código de Kosovo.
Edita Tahiri, ministra para el Diálogo con Belgrado, en rueda de prensa tras la asignación del código de Kosovo.GOBIERNO DE KOSOVO
Más información
El no reconocimiento de Kosovo empuja al aislamiento a sus jóvenes
Kosovo lucha contra el auge yihadista en su territorio

Kosovo ha sumado un punto de soberanía a su historia: por primera vez tendrá su propio código telefónico, el 383. Hasta ahora, para llamar había que marcar el código de Serbia, país del que declaró unilateralmente su independencia en 2008, y que no ha sido reconocida por muchos Estados, incluido España. Gracias a un acuerdo con mediación de la Unión Europea, se creó el código telefónico kosovar.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), encargada de asignar las claves telefónicas, publicó este jueves su lista actualizada de códigos internacionales que por primera vez incluye a Kosovo, aunque ese territorio de 1,8 millones de habitantes no es miembro de la organización. El documento se cuida de aclarar que no toma postura sobre el estatuto de este territorio, sino que hace la asignación "en consonancia con la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas" —que instauró un proceso para que Kosovo lograra tener un gobierno autónomo— y el Dictamen de la CIJ sobre la declaración de independencia de Kosovo, que establece que no violó el derecho internacional.

El presidente de la república kosovar, Hashim Thaçi, dijo en Twitter que la obtención de su propio prefijo "refuerza la soberanía en el sector de las telecomunicaciones", sirve para llevar al territorio millones de euros y baja los precios de la telefonía. La ministra para el Diálogo con Belgrado, Edita Tahiri, calificó la obtención de un prefijo para su país como "logro histórico" que "fortalece la entidad internacional de Kosovo", y remarcó que se logró gracias a un acuerdo con Serbia firmado con la mediación de la Unión Europea (UE).

Dicho acuerdo se firmó en 2013 y originalmente debía entrar en vigor en agosto de 2015. Pero se pospuso hasta ahora. Kosovo tardó ocho años en entrar a la lista de códigos, que tiene 193 países. El último que había obtenido su propio número era Sudán del Sur, pese a que se independizó tres años después que la nación balcánica.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Para llamar a una línea fija de Kosovo se usaba hasta ahora el 381 de Serbia, los tres números que se asignaron a ese país en 1992 después de que se disolviera Yugoslavia, que tenía el código 38. En cuanto a líneas móviles, se utilizaba el 377 de Mónaco o el 386 de Eslovenia. Según el Gobierno kosovar, eso implicó el pago de tasas entre los años 2000 y 2016 de 248 millones de dólares (unos 258 millones de euros al cambio actual).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS