Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El diálogo para reunificar Chipre se reanuda en Suiza

Las negociaciones para acabar con la división de la isla mediterránea son auspiciadas por la ONU

el presidente gregochipriota, Nicos Anastasiadis (d), y el líder turcochipriota, Mustafá Akinci (i), en la mesa de negociación en Suiza.
el presidente gregochipriota, Nicos Anastasiadis (d), y el líder turcochipriota, Mustafá Akinci (i), en la mesa de negociación en Suiza. AFP

Las decisivas negociaciones para lograr la reunificación de Chipre, la isla dividida tras la invasión del Ejército turco en 1974, se reanudaron ayer en Mont Pèlerin (Suiza), bajo el auspicio de la ONU.

Tras un receso de una semana —a petición grecochipriota— en el que las respectivas delegaciones estudiaron cómo superar los escollos pendientes, las dos partes se sentaron de nuevo a la mesa con el objetivo de llegar a un acuerdo antes de fin de año, como han adelantado el presidente gregochipriota, Nicos Anastasiadis, y el líder turcochipriota, Mustafá Akinci. Ambos mantienen una estrecha relación personal, que ha posibilitado en parte los progresos en el diálogo.

El tema principal de esta ronda es la división territorial de una nueva Chipre federada, el asunto que no lograron solventar hace nueve días. Ambas partes están de acuerdo en que el Chipre unificado será un Estado federal bizonal y bicomunal con dos Estados constituyentes, pero difieren en qué territorio corresponderá a cada comunidad. Según un borrador del mapa publicado ayer por el diario grecochipriota Politis, el 28,5% septentrional de la isla quedaría en manos turcochipriotas, y el resto (71,5%), más una punta en el extremo oriental, bajo control grecochipriota.

Soldados y colonos

La comunidad internacional reconoce en la actualidad a la República de Chipre (grecochipriota), mientras que sólo Ankara admite a la llamada República Turca de Chipre del Norte (RTCN), donde hay unos 30.000 soldados turcos y decenas de miles de colonos repobladores procedentes en su mayor parte de Anatolia.

Anastasiadis y Akinci tienen también previsto avanzar en la cuestión del retorno de ciudadanos expulsados del norte de la isla en 1974.

Otro punto de desacuerdo es el sistema de “garantes”, que se estableció en 1960 tras la independencia del país y por el que tres Estados (Grecia, Turquía y Reino Unido, que tiene una base militar al sur de la isla) la tutelan. Para los grecochipriotas, que califican este sistema de anacrónico, es necesario acordar el reparto territorial antes de poner fecha a una conferencia multilateral con los garantes, mientras que los turcochipriotas consideran que, sin fecha para la conferencia, el diálogo habrá fracasado. Según Akinci, la parte grecochipriota y Atenas quieren posponer la reunión hasta 2017, con lo que alejan el objetivo común de lograr una solución para Chipre en 2016.

Más información