Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un mundo sin Mandela

Los males de Europa son los males del mundo. Nada de lo que nos sucede a los europeos es original. En todo caso, es peor, porque Europa era un modelo de integración y cooperación multilateral y se está convirtiendo en lo contrario. No debiera sorprender la desbandada que ha empezado en África respecto a la justicia universal. Si en Europa regresan los nacionalismos y los políticos se escudan en las decisiones soberanas para incumplir los tratados y compromisos internacionales, podemos imaginar qué sucederá en un continente tan convulso y poco integrado como Africa.

Burundi ha sido el primer país en anunciar su retirada de la Corte Penal Internacional (CPI). Tiene toda la lógica, por cuanto su presidente Pierre Nkurunziza es un firme candidato a ocupar el banquillo algún día. Burundi ha sufrido en su historia reciente dos genocidios y se halla ahora en una espiral de violencia étnica y política que ha expulsado a 300.000 personas y dejado un reguero de muertes de civiles a manos de las fuerzas de seguridad que hacen temer una repetición. El estallido actual se ha producido por la perpetuación en el poder del presidente, que venció en las elecciones por tercera vez a pesar de que la Constitución limitaba a dos los mandatos presidenciales, una circunstancia que se repite en muchos países africanos.

A continuación ha sido Sudáfrica, país pionero en los primeros pasos de la Corte Penal Internacional que ahora está en vanguardia de los que quieren abandonarla. En su caso el detonante fue la orden de detención emitida por la CPI en junio de 2015 contra el dictador de Sudán del Norte, Omar el-Bachir, acusado de crímenes de guerra y genocidio, cuando se encontraba en visita oficial en Johanesburgo con motivo de una cumbre de la Unión Africana. Aunque el tribunal supremo quiso aplicarla, el Gobierno hizo caso omiso, abriendo un enfrentamiento entre ambos poderes.


Gambia, un país que se halla en la lista negra de los derechos humanos, ha sido el tercero. Su presidente Yahya Jammeh dio un golpe de Estado hace 21 años y luego se ha perpetuado mediante elecciones amañadas en cuatro ocasiones. La aportación gambiana ha sido añadir a la lista de agravios africanos contra la CPI su pasividad ante las muertes de africanos en el Mediterráneo.

La CPI empezó a funcionar en 2002 y, hasta ahora, ha abierto diez investigaciones judiciales, nueve de ellas referidas a países africanos, y condenado a cuatro personas, todos africanos. El entusiasmo inicial africano por la CPI se ha convertido ahora en un rechazo generalizado, que amenaza con dejar impunes innumerables crímenes. El argumento de los dirigentes hostiles es que la CPI se ha convertido en un instrumento racista de los europeos y de las grandes potencias para entrometerse en su continente. La CPI solo puede perseguir a los nacionales de países firmantes del Estatuto de Roma o cuando lo solicite el Consejo de Seguridad, donde tienen asiento permanente y derecho de veto países no firmantes como Estados Unidos, Rusia y China.

En Europa, en vez de Vaclav Havel tenemos a Viktor Orban. En Africa, en vez de Nelson Mandela, está Jakob Zuma.

Comentarios

Quizás los países africanos han visto en la Tv el funcionamiento (o falta de) de las "justicias" europeas donde los terroristas son puestos en libertad, cuando no salen de vacaciones, donde los jueces son nombrados por los políticos corruptos, donde los políticos millonarios se roban impunemente cientos de miles de millones, donde enjuician 4 veces por el mismo "crimen", donde meten presos a inocentes acusadas de ser brujas por ser demasiado guapas, donde se dan golpes de estado en cámara lenta y todos felices. Tanto llanto, Señor Bassets, pero usted ataca traperamente al candidato que en Usa lucha por limpiar la corrupción de Obama y su secretaria de estado. ¿Ya olvidó lo que sucedió en Egipto, en Libia y en Siria, ademas de Iraq? Con la excepción de Iraq, todos estaban en paz hasta que Obama fomentó revolución en Egipto, bombardeó a Kadafi, y se acobardó en Siria, los destruyó a todos. ¿Recuerda su felicidad cuando eligieron a Obama? Mire los resultados, y cuenteme sus historias de como Trump es malo, malisimo y muy malo. Usted cree que los demás son tontos que no ven el baile de Zapatero protegiendo a Maduro. Y el ballet del papa y el "juez" vedette aquel vividor en Argentina. No todos los periódicos del mundo se parecen a los de España. El mundo está cambiando, y no es al estilo europeo. Por algo se fueron los británicos.
Un Mundo Sin Cerebro "Las personas que expresan su escepticismo sobre la edad de supuestos "niños migrantes" que entran en el Reino Unido son como Hitler y los nazis, Lily Allen ha dicho. La cantante afirmó que los británicos estaban siendo manipulados contra los migrantes de la misma manera que los nazis enseñaron a los alemanes a odiar Judíos, y acusó al Ministerio del Interior de complicidad por dejar deliberadamente a la prensa publicar fotografías de aspecto de viejos "niños refugiados"." Oh, mis mentirosos ojos... ¿Cómo puedo dudar que el barbudo sea un niño de 5 años? Barbaridad de barbaridades... Estos ojos engañadores me llevan al infierno. Prometo y juro que nunca dudaré de lo que los "periodistas" y políticos me digan. Yo soy incapaz de comprender la realidad. Soy ignorante por completo y no entiendo que los niños árabes nacen con barba y bigote. Xenofobo e islamofobo que soy.
Queremos Armani y Boss: Los Migrantes Exigen Ropa de Diseñador Los inmigrantes africanos que tomaron las calles en protesta y bloquearon el tráfico en Venecia esta semana han estado exigiendo ropa de diseño, ha revelado el presidente de la Cooperativa Sociale Onlus. Lorenzo Chinalleto, cuya cooperativa acoge a migrantes en el Hotel Byron de la provincia de Venecia, dijo que los migrantes responden con disgusto cuando reciben ropa de la caridad católica Cáritas y otros organismos caritativos, porque los productos no tienen marca. Explicó: "Lamentablemente vienen a Italia con los sistemas de acogida de asilo del norte de Europa como modelo. Cuando llegaron les dimos ropa, ropa estándar. "Pero quieren ropa de marca como Armani y Boss, y pidieron zapatos de Pirelli. Estos son sus modelos. Cuando vinieron a nosotros, no tenían ropa, pero todos tenían teléfonos inteligentes ", añadió el italiano. Cuarenta de los migrantes alojados en el Hotel Byron salieron a las calles para expresar su insatisfacción, bloqueando el tráfico. En un vídeo tomado fuera del hotel el lunes se puede ver a los manifestantes gritando, en inglés, que no quieren comer pasta. Los migrantes se originan principalmente en Senegal, Nigeria, Somalia, Malí y Ghana, informó Il Gazzettino. ============================================ Si ésto no es locura colectiva, no sé qué es. Los izquierdosos europeos son de amarrar... en la cárcel.
Cada vez crece mas las desigualdades en el mundo sin lugar a dudas , no creo que sea culpa de la falta de una o varias personas que ya no estan con nosotros sino de otras muchas que siguen con la opresion para mantener sus fortunas y nivel de vida.Buen articulo