Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las mejores elecciones para ser millonario en Brasil

Una nueva ley electoral que prohíbe las donaciones privadas ha dado más popularidad a quien pague más por la mejor campaña

Policías de la Fuerza Nacional en la favela de la Marea, en el Río.
Policías de la Fuerza Nacional en la favela de la Marea, en el Río. Ag. Brasil

La campaña de las elecciones municipales brasileñas de 2016 se puede resumir en tres estadísticas: ha sido una de las más baratas de las últimas décadas —se ha prohibido la financiación privada— y ha costado un 60% menos que la de 2012; ha encumbrado a los candidatos más ricos —23 millonarios han sido elegidos en la primera ronda en las 92 ciudades más grandes de Brasil— y ha sido la más violenta desde el regreso de la democracia: 28 homicidios de candidatos.

Los datos manejados por el tribunal electoral demuestran que los candidatos a alcalde y concejal en las 5.568 ciudades movieron cerca de 2.300 millones de reales (714 millones de dólares). En la disputa de 2012 fueron 1.925 millones de dólares en 90 días de campaña. La expectativa es que los gastos aumenten hasta el 30 de octubre, en los 55 municipios en los que habrá una segunda vuelta, pero aun así estarán lejos del monto de hace cuatro años.

Pero, junto al ahorro, se han venido observando otros fenómenos, como la elección de candidatos millonarios, capaces de financiar sus propias campañas. Los casos más significativos han sido, hasta ahora, los de dos de los alcaldes elegidos: Vittorio Medioli, del Partido Humanista de la solidaridad, en Betim, y João Doria, del PSDB, en São Paulo. Medioli gastó 1,2 millones de dólares de su propio bolsillo para ser elegido, mientras que Doria tuvo que desembolsar algo más de 900.000 dólares, lo que equivale a un 40% de lo que recaudó.

De los 37 elegidos en esta primera etapa en las 92 ciudades más grandes de Brasil, 23 son millonarios, es decir, tienen más de un millón de reales (311.000 dólares) en activos y recursos, según los datos que tiene de ellos el tribunal electoral. La cantidad de alcaldes ricos puede llegar a 53. Hace cuatro años fueron elegidos 24 alcaldes millonarios. Aquel año, el más rico era Mauro Mendes, del Partido Socialista, de Cuiabá, que había registrado un patrimonio de 36,2 millones de dólares. Ahora, el más rico es Medioli, con 325,5 millones de reales (101 millones de dólares) en bienes.

De los 37 ganadores en esta primera vuelta en las 92 mayores ciudades brasileñas, 23 son millonarios

Otro fenómeno es cuánto ha crecido la presión para que se alteren las leyes electorales y las empresas puedan volver a donar. La restricción de la financiación se definió el año pasado en el Tribunal Supremo pero en los pasillos del Poder Legislativo (y del propio Poder Judicial) hay quienes quieren que vuelvan las donaciones. Entre los aparentes defensores de esta propuesta está el presidente del tribunal electoral, Gilmar Mendes, que ya ha dado señales de que las elecciones actuales, sin el dinero de las personas jurídicas, está siendo un “experimento institucional”.

El ministro de Defensa, Raul Jungmann, ha relacionado la violencia en las elecciones con la restricción de la financiación. Hasta la semana pasada, casi tres decenas de candidatos y precandidatos fueron asesinados en el país, aunque todavía no es posible vincular todos estos crímenes con la política.

Más información