Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Portugal exige a España una reunión urgente por los fallos de Almaraz

El parlamento luso aprobó el cierre de la central ubicada a 100 kilómetros de la frontera

Central nuclear de Almaraz, en la provincia de Cáceres.
Central nuclear de Almaraz, en la provincia de Cáceres.

El Gobierno portugués ha exigido al español una reunión de emergencia sobre la continuidad de la central nuclear de Almaraz -situada a 100 kilómetros de la frontera-, que debería cerrar en el año 2020.

El ministro de Ambiente, João Matos, ha explicado en la Asamblea de la República que esta petición del Ejecutivo obedece a la construcción de una instalación para el depósito de residuos nucleares, “lo que indica que la central podría permanecer activa más allá de la licencia actual”, que caduca en cuatro años.

El cierre de Almaraz es una reivindicación de los grupos ecologistas, tanto españoles como portugueses. Su actividad debía haber concluido en 2010, pero se prorrogó hasta 2020. En abril, el parlamento portugués, con mayoría de izquierdas, aprobó una petición para el cierre de la instalación española. La propuesta del Bloco de Esquerda contó con el voto favorable del partido gobernante, el PS, y de sus socios, y con la abstención del partido de derechas CDS y con el voto en contra del socialdemócrata PSD.

Durante su comparecencia parlamentaria, el ministro portugués recordó que la autoridad nuclear española ha comunicado en varias ocasiones pequeños incidentes de la instalación, pero que el Gobierno portugués intervendrá para garantizar “el escrupuloso cumplimiento de todas las reglas de seguridad”. “Ya fue solicitada por los canales diplomáticos, a los ministros que tutelan la energía y el ambiente en España, una reunión con carácter de urgencia para debatir este tema”, añadió el ministro.

La construcción de un cementerio nuclear anexo, junto al río Tajo, tiene que ser aprobada por el Gobierno español, pero ya ha levantado las protestas de los grupos ecologistas ya que deja entrever que se prolongará otra vez la actividad de la central de Almaraz.

El pasado 11 de junio, un millar de personas de 45 organizaciones de España y Portugal se manifestaron en Cáceres para solicitar el cierre de la estación de Almaraz.

Más información