Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición de Venezuela exhibe su fuerza en las calles

Desde prisión, el líder opositor Leopoldo López llamó a la participación en una protesta mediante una carta a la que ha tenido acceso EL PAIS

La Toma de Caracas, marcha convocada para mañana jueves en la capital por la oposición venezolana, pretende presionar al Consejo Nacional Electoral (CNE) para que inicie la recolección de las firmas necesarias para convocar el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro. Desde la prisión de Ramo Verde, el líder opositor Leopoldo López llamó a la participación en una carta —sacada a escondidas de la cárcel por Diana López, su hermana— en la que afirma: “No tengo duda de que Venezuela está a las puertas de una gran victoria democrática”.

La esposa del líder de la oposición venezolana Leopoldo Lópéz, Lilian Tintori, recibe a un grupo de personas en Caracas.
La esposa del líder de la oposición venezolana Leopoldo Lópéz, Lilian Tintori, recibe a un grupo de personas en Caracas. EFE

La ocasión sirve, sobre todo, para una demostración del renovado músculo electoral de la oposición. Tras “la abrumadora derrota”, en palabras de López, que sufrió el Gobierno en los comicios parlamentarios del pasado diciembre, y en medio de una situación económica y de desabastecimiento que bordea la crisis humanitaria, las encuestas muestran que el 80% de los entrevistados es partidario de un cambio en la presidencia.

El CNE ha afirmado que no se dejará presionar y ha hecho saber que baraja recoger las firmas a finales de octubre, lo que postergaría el referendo a 2017. La Constitución establece que si la consulta se realiza antes del 9 de enero —el ecuador del actual mandato— y el Gobierno lo pierde, como sugieren las encuestas, habría elecciones generales para escoger al presidente que completaría el mandato hasta 2019. De celebrarse después, sería el vicepresidente en funciones —un militante chavista— quien acabaría el mandato. Por eso el Gobierno desea retrasarlo. “Los obstáculos que el régimen ha colocado [al referendo] han sido muchos, incluyendo el cerco mediático y la persecución a la disidencia”, dice la carta de López.

Apoyo internacional

Una lucha de apoyos en Caracas

E. S (Caracas)

La marcha de la oposición parte hoy, en la mañana venezolana, de siete puntos diferentes de la capital. Los participantes pasarán por tres de las avenidas más importantes de Caracas, que los organizadores esperan llenar. Para evitar desórdenes, han optado por evitar el centro de la ciudad, que el oficialismo considera su coto privado.

El Gobierno ha aceptado el escenario de medición de fuerzas y tiene convocada hoy a la misma hora una concentración en la céntrica avenida Bolívar.

La marcha de hoy es una demostración de fuerza. “Estamos convencidos de que millones participarán y de que con esta presión popular y pacífica y el acompañamiento de los demócratas del mundo, (...) lograremos el cambio político”, afirma López, que sostiene en el mismo escrito: “Remover al Gobierno es un objetivo importante, pero no el único. (...) [Debemos] conformar un Gobierno civilista (...) representativo de la diversidad y pluralidad del espíritu republicano y libertario de los venezolanos”.

Fragmento de la carta de Leopoldo López a la que ha tenido acceso EL PAÍS.
Fragmento de la carta de Leopoldo López a la que ha tenido acceso EL PAÍS. EL PAÍS

La movilización opositora, vulnerable a las coacciones gubernamentales, recibió importantes apoyos desde el exterior. Quizás el más significativo sea el del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien emitió un comunicado el martes en el que llamaba a las autoridades venezolanas a permitir “las manifestaciones de la expresión popular”. Almagro recordaba que el Gobierno de Caracas había ignorado una petición de la OEA para observar in situ los acontecimientos de hoy, a la vez que condenaba los últimos arrestos de opositores.