Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia y Venezuela ultiman la apertura de la frontera entre ambos países

Santos y Maduro se reúnen en Venezuela para cerrar las condiciones en que se abrirán los pasos

Miles de venezolanos cruzan la frontera hacia Colombia, en julio.
Miles de venezolanos cruzan la frontera hacia Colombia, en julio. afp

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se ha reunido este jueves con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, para ultimar los detalles de la apertura de la frontera entre ambos países, cerrada desde hace un año por decisión unilateral de Maduro, lo que abrió una crisis diplomática entre ambos países. La entrada masiva de venezolanos hacia Colombia durante el mes de julio aceleró las negociaciones entre ambos países, que tienen visos de culminar en el encuentro entre los mandatarios en Puerto Ordaz (Venezuela). "El objetivo es normalizar la situación de forma gradual", ha asegurado al poco de comenzar la reunión el mandatario colombiano.

El pasado 10 de julio el Gobierno de Maduro autorizó el paso de venezolanos hacia Colombia. Decenas de miles de personas cruzaron al país vecino en busca de alimentos. Un fin de semana después, la frontera se abrió en algunos puntos el sábado y el domingo y más de 100.000 venezolanos se lanzaron de nuevo a por productos de primera necesidad al lado colombiano. Desde entonces, las reuniones entre ambos países no han cesado. La más importante se produjo el pasado día 4 en Caracas entre las cancilleres, María Ángela Holguín (Colombia) y Delcy Rodríguez (Venezuela), un encuentro al que también asistió el propio Maduro. De hecho, las responsables de la diplomacia aseguraron que la última palabra sobre la solución de la crisis fronteriza sería de los presidentes.

El 19 de agosto se cumplirá un año de la decisión unilateral de Maduro de ir cerrando paulatinamente toda la frontera con Colombia, que abarca más de 2.000 kilómetros, después de un ataque a tres militares venezolanos por parte de supuestos contrabandistas colombianos. La crisis golpeó de lleno las relaciones entre ambos países. Mientras el Maduro lanzaba duros mensajes a su homólogo, Santos fue criticado en Colombia por su tibieza a la hora de responder al presidente venezolano. Venezuela es uno de los países que acompañan el proceso de paz con las FARC y también juega un papel relevante en las negociaciones con el ELN, la segunda guerrilla del país.

Desde que se produjera la entrada masiva de venezolanos durante dos fines de semana consecutivos se han ido conociendo algunas propuestas de lado y lado para tratar de lograr un acuerdo. Uno de los puntos de mayor interés obedece a los controles migratorios. Sobre ese punto, las autoridades de ambos países propusieron concertadamente que la reapertura se dé inicialmente en cinco puntos de la frontera. En Norte de Santander, por el puente internacional Simón Bolívar, en Villa del Rosario y el Puente La Unión, en Puerto Santander. En Arauca, por el puente José Antonio Páez; en Vichada, por Puerto Carreño, y en La Guajira, por Paraguachón. El paso por el puente Francisco de Paula Santander, entre Cúcuta y la ciudad de Ureña, se reabriría en una etapa posterior.

Además, se ha planteado que en un principio se fije un horario de apertura todos los días, pero con cierres nocturnos. Del lado colombiano se ha sugerido que el paso se permita solo de forma peatonal en un inicio. Los puentes que unen Colombia y Venezuela han sido tradicionalmente paso de camiones y material de carga. Sobre el documento fronterizo necesario para cruzar al país vecino, se ha planteado que en un primer momento sea el pasaporte. Según el director de Migración Colombia, Christian Krüger, “se ha considerado establecer un periodo de temporalidad, hasta tanto los ciudadanos obtengan ese documento. Durante ese periodo se ha pensado en implementar una tarjeta binacional migratoria, que solo aplicará en una jurisdicción establecida, no hacia el interior del país”.

Más información