Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Theresa May y Andrea Leadsom se disputarán la sucesión de David Cameron

Michael Gove, gran figura pro 'Brexit', eliminado de la carrera para convertirse en primer ministro

Theresa May, la veterana y férrea ministra del Interior, o Andrea Leadsom, la secretaria de Estado a la que la campaña por el Brexit convirtió en una estrella emergente. Una de las dos se convertirá en la segunda mujer primera ministra de Reino Unido después de Margaret Thatcher. Los tres candidatos que quedaban se han sometido esta tarde a la segunda votación entre los diputados tories, que ha descartado a Michael Gove. El ministro que se interpuso en el camino de Boris Johnson a Downing Street no ha logrado arrebatar la segunda posición a Leadsom, cuyas opciones parecían mínimas al arrancar la contienda. Ahora serán los militantes conservadores quienes elijan cuál de las dos mujeres sucede a David Cameron y lidera al país en su ruptura con la UE.

Theresa May y Andrea Leadsom, se disputarán la sucesión de Cameron.

El proceso de elección de líder en el Partido Conservador otorga a sus diputados, un total de 330 en esta legislatura, la potestad de reducir el total de candidatos a dos finalistas. A través de una serie de votaciones, se va eliminando al contendiente menos apoyado hasta dejarlo en dos. Los cinco candidatos se sometieron a la primera votación la semana pasada, y Liam Fox fue eliminado. Pero Stephen Crabb, el cuarto de la lista, decidió abandonar, ahorrando una tercera votación: los diputados han elegido hoy entre los tres candidatos restantes y Michael Gove, el menos respaldado, ha quedado eliminado, dejando vía libre a las dos finalistas.

Theresa May se ha impuesto con claridad. Ha cosechado 199 votos, frente a 84 de Andrea Leadsom y 46 de Michael Gove. Ahora serán los miembros del partido, un total de 150.000, quienes elijan cuál de las dos finalistas se convierte en líder del partido y, sin necesidad de celebrar unas nuevas elecciones generales, en la próxima primera ministra británica.

El resultado de la votación se sabrá el próximo 9 de septiembre. Así lo decidió el órgano gestor del partido, retrasando una semana la fecha que propuso inicialmente, probablemente debido al deseo de David Cameron de asistir a su última cumbre del G-20, que se celebra los días 4 y 5 de septiembre en China. De esa manera, la sucesora de Cameron estará ya elegida cuando el partido celebre su congreso anual a principios de octubre, fecha en la que David Cameron anunció que abandonaría su cargo, tras su derrota en el referéndum europeo.

La ventaja tan clara de May en las votaciones entre los diputados, y el hecho de que las dos finalistas se hayan elegido en menos de una semana, ha llevado a algunos diputados a pedir que se acorten los plazos. Consideran que eso evitaría prolongar la sensación de incertidumbre política, abierta tras el referéndum, que tanto daño está haciendo en los mercados.

"Esta votación demuestra que el Partido Conservador puede seguir unido, y bajo mi liderazgo así será", ha dicho May a sus seguidores a las puertas del Parlamento de Westminster nada más conocer el resultado de la votación, la segunda que gana la ministra del Interior con un amplio margen de diferencia.

May, de 59 años, ha subrayado en los últimos días que la voluntad del 51,9 % de los votantes en la consulta, que optaron por romper los lazos con Bruselas, debe ser respetada y ha descartado cualquier intento para que el Reino Unido continúe formando parte de la UE. La política conservadora ha indicado además que si es primera ministra no activará al menos hasta finales de este año el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inicia la cuenta atrás de dos años para salir de la Unión.

Leadsom, exdirectiva bancaria de 53 años, ha dicho en cambio que comunicará oficialmente a Bruselas la intención de Londres de abandonar el bloque comunitario tan pronto como sea posible si lidera el Ejecutivo. La diputada conservadora, que accedió a la Cámara de los Comunes en 2010, hizo campaña a favor del Brexit y ha subrayado que uno de sus principales objetivos sería lograr un descenso en el número de inmigrantes que llegan cada año al Reino Unido.

Michael Gove ha asegurado estar "naturalmente decepcionado" al no haber logrado entre entre los dos finalistas. Pero ha descrito a las dos candidatas como "dos formidables políticas".

Más información