Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marco Rubio buscará la reelección como senador de Florida

El político republicano había asegurado que sería presidente o un “ciudadano privado”

El senador republicano Marco Rubio.
El senador republicano Marco Rubio. AP

El senador de Florida Marco Rubio buscará su reelección al Senado en noviembre tras asegurar durante los últimos meses que sería presidente o un “ciudadano privado”. Rubio, cuya candidatura a la presidencia coincidía con el fin de su mandato como senador, partía a comienzos de este año como uno de los candidatos favoritos a hacerse con la nominación republicana. Este cambio de dirección puede darle un protagonismo en estas elecciones.

“Admitir que has cambiado de opinión no es algo muy común en la política”, reconoce el senador en su comunicado, emitido apenas dos días antes de que termine el plazo para presentar su candidatura en Florida. Rubio asegura que el Senado es un “lugar donde crear grandes avances políticos” para el país, pero que en la actualidad “cumple un papel que puede ser aún más importante en los próximos años”.

El político republicano defiende que por el Senado, y por su escaño en Washington si vence en noviembre, pueden pasar decisiones que van desde la futura composición del Tribunal Supremo, la implementación del acuerdo nuclear con Irán o la dirección económica y fiscal que tome EE UU con la nueva presidencia.

También hay algo más, dice Rubio, “una razón para preocuparse”. “Con Hillary Clinton tendríamos cuatro años más de las mismas políticas fallidas que nos han dejado una economía atascada”, asegura el candidato, que retrata una posible presidencia de la aspirante demócrata como “una repetición” de la Administración Obama.

Rubio había expresado en anteriores ocasiones que optaría de nuevo por la presidencia dentro de cuatro años, en 2020, o en 2024. Su decisión supone hoy un cambio drástico de dirección tanto en su carrera como en la carrera electoral al Senado, que renovará en noviembre 34 de sus 100 escaños. Florida es un Estado clave en las elecciones los republicanos han visto cómo iban perdiendo terreno ante los demócratas en los últimos meses. La presencia de Rubio convierte sus opciones en una victoria casi segura en el Estado.

Rubio, una de las jóvenes promesas del Partido Republicano, había defendido desde el comienzo de su apuesta por llegar a la Casa Blanca que la única alternativa a suceder a Barack Obama en la presidencia era dejar la política. Pero mucho ha cambiado en estos meses. Durante las primarias, el senador vio cómo la irrupción de Donald Trump, el ascenso de Ted Cruz y las dificultades de políticos más tradicionales como Jeb Bush eran ejemplo que las reglas del juego habían cambiado.

Las primarias de Florida lo demostraron. Rubio podía soñar con cerrar su nominación en casa, el 15 de marzo, con su victoria en el Estado que representa. A cambio, cayó derrotado por más de 20 puntos por Donald Trump y tuvo que anunciar su retirada desde un escenario en Miami.

Trump ha sido uno de los que han animado a Rubio para que buscara la reelección como senador. El pasado mes de mayo el aspirante republicano le dijo en un mensaje publicado en Twitter “corre Marco”, en referencia a su candidatura, y le recordó que es “importante conservar la MAYORÍA” de escaños en el Senado.

Más información