Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo Electoral complica el revocatorio contra Maduro

La oposición afirma que cumple con los requisitos para activar una consulta contra el presidente de Venezuela

Nicolás Maduro, en Caracas
Nicolás Maduro, en Caracas AFP

El Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) –controlado por el chavismo– se ha excusado por la demora en la autenticación de las firmas recaudadas por la oposición para activar un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro. Un día después de una enardecida protesta opositora para exigir celeridad en el proceso, Carlos Quintero, rector del organismo, ha explicado cada detalle del primer recuento de las rubricas entregadas al poder electoral hace 17 días.

Quintero ha asegurado ayer en una conferencia de prensa que el poder electoral puede verificar las firmas hasta el 31 de mayo: “Nos mantenemos sobre los tiempos”. Según el rector del CNE, unos 44 expertos en dactilología escudriñan los registros en las planillas entregadas por la coalición de opositores Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Pero la oposición asegura que la verificación de las huellas dactilares de los firmantes a favor del referendo es suficiente para continuar con los trámites para activar una consulta contra el presidente de Venezuela. Los opositores denuncian una violación de las reglas, al no concluir esta revisión en cinco días consecutivos.

Los opositores denuncian una violación de las reglas

Ya el proceso es complejo. Después de terminada esta primera auditoría, el Consejo Electoral debe convocar a los firmantes para revisar una vez más sus huellas dactilares en cinco días hábiles. Son 1.850.000 rúbricas por chaquear, pues la MUD ha entregado más del 1% del padrón electoral (casi 200.000 votantes) exigido por el poder electoral para abrir paso a un cambio de Gobierno.

Para la oposición el Consejo Nacional enmaraña el proceso revocatorio al, supuestamente, imponer más requisitos para la autenticación de las firmas. Hace tres días, Carlos Ocariz, alcalde del municipio capitalino Sucre y dirigente de la MUD, acusó al poder electoral de colocar trabas: “Ni en la morgue tienen esos expertos para identificar cadáveres. Pero si los quieren traer (expertos en dactilología), háganlo”.

La demora de la autenticación de las firmas ha disgustado a los opositores. Desde hace 9 días se han hecho tres manifestaciones en varias ciudades del país sudamericano para solicitar celeridad.

El oficialismo denuncia "fraude"

El oficialismo ha echado por tierra la legitimidad de las firmas consignadas por la oposición para la activación de un referéndum. Jorge Rodríguez, alcalde de Caracas y uno de los líderes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) más cercano al presidente Maduro, aseguró ayer que la oposición está preparando un "gigantesco fraude en contra de la ley venezolana".

Rodríguez ha sostenido una acalorada confrontación con la oposición producto del revocatorio. El alcalde ha acusado a los adversarios del Gobierno de la "falsificación de firmas, repetición de huellas dactilares, archivos ilegibles" depositadas en el CNE. "Hay por lo menos 35 personas venezolanas fallecidas. Otra vez están perpetrando un gigantesco fraude en contra de la ley venezolana”, dijo.

La oposición, no obstante, ha denunciado ante la Fiscalía al alcalde de Caracas por supuestamente haber cometido los delitos de falsificación y hurto de las planillas de las firmas auditadas por el Consejo Electoral. Según el diputado Tomás Guanipa, Rodríguez puede tener los folios con las rubricas recaudadas en una primera instancia para remover al Gobierno.

Más información