Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las redes de traficantes de personas en Europa movieron 5.000 millones en 2015

La entrada del 90% de inmigrantes y refugiados el pasado año estuvo "predominantemente facilitada" por redes de delincuentes

Un grupo de niños refugiados juega el pasado domingo en Idomeni (Grecia).
Un grupo de niños refugiados juega el pasado domingo en Idomeni (Grecia). AP

Las redes de traficantes de personas en Europa generaron en 2014 entre 5.000 y 6.000 millones de dólares, lo que convierte esta actividad en una de las más lucrativas para la criminalidad organizada, según han revelado este martes las agencias policiales Europol e Interpol. En un estudio conjunto, las agencias policiales destacan que la entrada del 90% de inmigrantes y refugiados el pasado año estuvo "predominantemente facilitada" por redes de delincuentes. Las grandes rutas de entrada clandestina en la UE fluctúan en función de factores como el control de las fronteras.

El tráfico de personas es "un negocio multinacional" en el que están implicados sospechosos de más de un centenar de países y en que los organizadores se mueven mediante redes que se caracterizan por su flexibilidad interna. En esas redes se han identificado líderes que coordinan el tráfico a través de una determinada ruta, así como organizadores que gestionan la actividad localmente a través de contactos personales y "facilitadores" de bajo nivel.

Según Europol e Interpol, sus integrantes suelen estar relacionados con otras actividades criminales. Y, aunque no se puede hablar de un vínculo sistemático entre el tráfico de inmigrantes y el terrorismo, "hay un riesgo creciente" de que los denominados combatientes extranjeros (yihadistas que han ido a luchar a escenarios de conflicto como Siria o Irak) se introduzcan en Europa entre los flujos de inmigrantes. Las dos organizaciones avisan igualmente del riesgo de explotación laboral y sexual a las que están sometidos los inmigrantes para pagar el dinero que les exigen los traficantes.

El director de Europol, Rob Wainwright, ha destacado que este estudio conjunto pone en evidencia "el enorme papel que tienen las redes de delincuencia organizada en la crisis de inmigración" y que la UE y sus países miembros deben luchar contra ellas de la forma más contundente. Por su parte, el secretario general de Interpol, Jürgen Stock, ha remarcado que la crisis migratoria no puede ser abordada por la policía o por los responsables políticos por separado. Según Stock, en ese contexto, este análisis debe servir para una serie de acciones conjuntas en Europa y en todo el mundo.

Más información