Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ataques a grupos yihadistas en torno a Alepo ponen en peligro la tregua

La artillería turca destruye posiciones del ISIS y la aviación del régimen sirio bombardea a Al Qaeda

Ataque contra posiciones del Estado Islámico desde la frontera turca en Kilis.
Ataque contra posiciones del Estado Islámico desde la frontera turca en Kilis. AFP

Los habitantes de la dividida Alepo, la principal urbe del norte de Siria castigada por la guerra, intentan recuperar la normalidad gracias a la tregua acordada desde el pasado jueves y que ha sido prorrogada hasta la medianoche del lunes. Los niños han vuelto al colegio por primera vez en dos semanas en el sector este bajo control rebelde, tras los bombardeos que se cobraron más de 300 vidas, y los vecinos aprovechan para adquirir víveres, según informa un periodista de France Presse sobre el terreno.

Pese a la aparente calma que reina este domingo, los ataques lanzados contra grupos yihadistas excluidos de la tregua en zonas limítrofes de la ciudad amenazan con hacer saltar de nuevo por los aires el cese de hostilidades. La artillería turca ha bombardeado bases de lanzamiento de misiles del Frente Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés) próximas al norte de Alepo. El Estado Mayor de Ankara asegura haber matado a 55 milicianos yihadistas en la operación de represalia contra los lanzamientos de cohetes sobre la población turca fronteriza de Kilis, donde han muerto 21 civiles en estos ataques en lo que va de año.

Los combates más intensos se están registrando al sur de Alepo, en torno a la estratégica localidad de Jan Tuman, en la única carretera que enlaza con Damasco. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha contabilizado 119 muertos —62 de las tropas gubernamentales y 57 de las fuerzas rebeldes— en la zona desde el pasado jueves. El Ejército del régimen de Bachar el Asad intenta desalojar al Frente al Nusra (filial de Al Qaeda en Siria) de Jan Tuman con sucesivas oleadas de bombardeos aéreos.

Al Nusra lucha en este frente junto con grupos rebeldes salafistas integrados en la plataforma de la oposición internacionalmente reconocida. El llamado Alto Comité para las Negociaciones agrupa a los movimientos de la oposición que asisten las negociaciones de paz con el régimen en Ginebra, cuya tercera ronda no ha sido convocada aún por Naciones Unidas ante el deterioro del alto el fuego en Alepo y otras provincias sirias.

Tanto el Ejército leal a Damasco como sus aliados rusos se amparan en la exclusión de Al Qaeda y del ISIS del pacto de cese de operaciones militares para proseguir la ofensiva contra sus posiciones. El máximo líder de Al Qaeda, el egipcio Ayman al Zawahiri, ha llamado a la unidad de los grupos yihadistas en Siria en una grabación con su voz difundida este domingo, y ha pedido a todos los musulmanes del mundo que acudan a luchar a la “guerra santa” en el país árabe.