Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trump se queda como único candidato republicano tras la retirada de sus rivales

Kasich, que ganaría a Clinton según las encuestas, renuncia al día siguiente de Cruz

Kasich, en un acto en abril

El gobernador de Ohio, John Kasich, suspendió este miércoles su campaña, lo que convierte a Donald Trump en el presunto nominado republicano a las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos. La renuncia de Kasich, que apenas sumaba delegados, llega al día siguiente de la del otro candidato republicano, el senador Ted Cruz, tras perder ante Trump en las primarias del Estado de Indiana.

Kasich anunció el fin de su campaña menos de 24 horas después de que su equipo asegurara que, tras la renuncia de Cruz, mantenía en pie su candidatura.

Según el promedio de encuestas, Kasich ganaría a Hillary Clinton, la probable nominada demócrata, en las elecciones de noviembre por una ventaja de siete puntos, mientras que Trump perdería por seis puntos. Eso alimentaba las esperanzas del gobernador. Pese a solo haber ganado las primarias de un Estado, Kasich aspiraba a ser el candidato del establishment moderado en caso de que Trump llegara sin la mayoría de delegados a la convención de julio que designará al candidato republicano. La victoria del magnate en Indiana alejó esa posibilidad.

El gobernador aprovechó su comparecencia ante los medios de comunicación para ensalzar su trayectoria como candidato y su visión política.

Kasich, con una extensa experiencia como legislador en Washington, destacó haber resistido casi hasta al final en el proceso de primarias cuando al principio apenas era tenido en cuenta y fue el último republicano en anunciar su candidatura.

Reafirmó su discurso sosegado y humanista, una excepción en esta campaña crispada por la retórica beligerante de Trump: “Todos tenemos que frenar un poco nuestras vidas y escuchar a los de nuestro alrededor”, dijo. Y defendió la eficacia de la política en la creación de puestos de trabajo siempre que, esgrimió, los políticos presten menos atención a las encuestas y al “miedo a la reelección”.

Kasich sumaba 153 delegados y Cruz tenía 546. Trump acumula 1.007 delegados (a falta de seis por designar en Indiana) y necesita 1.237 para lograr matemáticamente la nominación. Ya sin rivales, los conseguirá en las nueve primarias que quedan hasta principios de junio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información