Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinado a machetazos uno de los responsables de la única revista gay de Bangladés

La víctima, Julhas Mannan, había denunciado amenazas de grupos islamistas

Protesta por el asesinato de un profesor universitario en Dacca.

Un activista de los derechos de los homosexuales en Bangladés y uno de los responsables de de la única revista del país para la comunidad LGBTI, Julhas Mannan, ha sido asesinado este lunes a machetazos en un apartamento de Daca, la capital del país. En el mismo ataque ha sido asesinado también otro hombre cuya identidad no ha sido revelada pero que, según la prensa local, se trata de Tanay Mojumdar, que también trabajaba en la revista Roopbaan. Además, una persona más resultó herida. Los agresores todavía no han sido identificados, según el portavoz de la policía, Maruf Hossain Sorder.

El ataque contra Mannan, que además de ser muy conocido por su activismo en el país trabajaba también en la embajada de Estados Unidos, se produce dos días después del asesinato —también a machetazos— de un profesor universitario liberal a manos de presuntos militantes islamistas. Un atentado que se ha atribuido el autodenominado Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés), pese a que el Gobierno bangladesí insiste en que esta organización terrorista no tiene presencia en el país.

Desde febrero del pasado año, militantes supuestamente islamistas han asesinado a seis escritores y blogueros ateos, críticos con el fundamentalismo islámico, entre los que se incluye el reconocido escritor Avijit Roy. También fueron muertos a machetazos dos trabajadores extranjeros —un italiano y un japonés— y miembros de minorías religiosas. Bangladés es un país de mayoría musulmana, aunque es oficialmente aconfesional.

Mannan era uno de los responsables de Roopbaan, la única revista de temática gay del país, que nació en 2014 para promover la tolerancia en un país fuertemente conservador que prohíbe por ley la homosexualidad y la condena con la cárcel. Tanto Manan como Mojumdar —ambos abiertamente homosexuales— formaban parte de la organización del encuentro por los derechos de los homosexuales Rainbow Rally, que desde 2014 se celebra cada 14 abril. Una marcha que la policía prohibió este año por “motivos de seguridad”. Antes de la marcha, el activista afirmó que había recibido amenazas de grupos islamistas.

Marcia Bernicat, embajadora estadounidense en Bangladés, condenó ayer el asesinato de los dos activistas y reclamó al Gobierno que se movilice para capturar a los responsables de las muertes. Los activistas laicos llevan largo tiempo reclamando al Ejecutivo que se ponga manos a la obra para combatir a los islamistas que, según afirman, tienen una lista negra de personas non gratas por su corte liberal.

Más información