Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corea del Norte falla en la prueba de un misil de alcance medio

El intento coincide con el aniversario del nacimiento del fundador del régimen, Kim Il-sung

Un soldado surcoreano ante un televisor que emite un desfile en Pyongyang.
Un soldado surcoreano ante un televisor que emite un desfile en Pyongyang. AP

Corea del Norte fracasó en su intento de lanzar un misil balístico de alcance medio este viernes, cuando el país celebra una de las fiestas más solemnes de su calendario: el Día del Sol o el nacimiento del fundador del régimen, Kim Il-sung. Según la agencia surcoreana Yonhap, trataba de probar un Musudan BM-25, capaz de recorrer una trayectoria de 3.000 kilómetros y alcanzar el territorio estadounidense de Guam, en el Pacífico. Estados Unidos, el archienemigo del régimen, exhibió recientemente firmeza con sus aliados ante Pyongyang.

“Corea del Norte parece haber intentado lanzar un misil [desde el este de su territorio] a primeras horas de esta mañana, pero aparentemente ha fallado”, ha indicado la Junta de Jefes de Estado Mayor surcoreana.

La Defensa surcoreana había advertido en días previos que Corea del Norte había desplegado uno o dos Musudan en el área de Wonsan, en el este del país, en preparativos para su lanzamiento desde una plataforma móvil.

De confirmarse la prueba fallida, sería la primera vez que Pyongyang intenta lanzar este misil, que puede cargar una cabeza nuclear de 1,3 toneladas, lo que supondría un paso más en el desarrollo de su programa de misiles balísticos. El régimen norcoreano ha mostrado el Musudan en los desfiles militares con los que le gusta conmemorar sus grandes aniversarios, el más reciente de ellos en octubre pasado para celebrar los 70 años del Partido de los Trabajadores. Según su vecino del sur, cuenta con unos 50 misiles de este tipo en sus arsenales.

Desde comienzos de este año la tensión no ha dejado de elevarse en la península coreana. El 6 de enero Pyongyang llevó a cabo con éxito su cuarta prueba nuclear y en febrero lanzó un cohete que, según Washington y Seúl, suponía una prueba encubierta de un misil. Desde entonces, y mientras el Consejo de Seguridad imponía duras sanciones como represalia, Kim Jong-un ha endurecido cada vez más su retórica.

Corea del Norte ha lanzado diversos misiles de corto alcance y ha amenazado con atacar Washington, Nueva York y la sede del Gobierno en Seúl, coincidiendo con el desarrollo en los últimos dos meses de las mayores maniobras militares conjuntas entre EE UU y Corea del Sur. También ha insinuado que podría llevar a cabo una quinta prueba nuclear.

A lo largo de este año, el régimen de Kim Jong-un se ha atribuido también el logro de varios hitos en el desarrollo de su programa de armamento. En enero aseguró que en su última prueba nuclear utilizó una bomba de hidrógeno, algo que los analistas han puesto en duda aunque no descartan que pudiera tratarse de una bomba atómica mejorada. Pyongyang también asegura que ha miniaturizado cabezas nucleares para poder instalarlas en misiles. Sostiene asimismo que es capaz de alcanzar territorio estadounidense con una de estas armas, el gran objetivo aparente de su programa de armamento.

Corea del Norte suele utilizar fechas destacadas de su calendario para sus pruebas de armamento. Hoy conmemoraba el 104 aniversario del nacimiento de su fundador y abuelo del líder actual, Kim Il-sung. Es quizás la fecha más solemne del año en un país gobernado por un fuerte culto a la personalidad.

Este año la fecha coincide con los preparativos para el séptimo congreso del Partido de los Trabajadores, el primero desde 1980 y que está previsto para comienzos de mayo.