Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ISIS asesina a un tercer activista por informar de sus actividades

La víctima formaba parte del grupo 'Raqa está siendo masacrada silenciosamente', que documenta los abusos del régimen y el Califato

Imágenes del Estado Islámico en Raqa, 2014
Imágenes del Estado Islámico en Raqa, 2014. AP

“Ahmad Mohamed al Musa, miembro del colectivo mediático Raqqa está siendo masacrada silenciosamente (RBSS por sus siglas en inglés), ha sido asesinado por un grupo de hombres enmascarados en Idlib, Siria”, decía hoy un mensaje hecho público en la cuenta oficial de Twitter del colectivo. El grupo se dedica desde 2014 a documentar en las redes sociales los abusos cometidos por el régimen sirio y por el Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés).

“Pase lo que pase, nunca detendremos nuestra lucha. O morimos todos, o regresaremos a casa”, decía RBSS en otro tuit pocas horas después de hacer pública la muerte de Al Musa. En abril de 2014, cuando Raqa no era aún la capital del autoproclamado califato, 17 jóvenes lanzaban la iniciativa. Un mes más tarde, perdían al primero de sus miembros. Al-Mountaz Bellah Ibrahim era secuestrado y asesinado por ISIS. El mes pasado, otro activista, Ibrahim Abd al-Qader junto con su compañero de piso Fares Hamadi, sucumbían también a manos de los yihadistas, esta vez en el exilio. Ambos fueron apuñalados y degollados en su apartamento de la localidad de Urfa, al sur de Turquía. ISIS difundía un video en el que reiteraba sus amenazas sobre los activistas y dejaba claro que las fronteras no supondrían un freno a su violencia.

El activista asesinado, en una imagen de Twitter.
El activista asesinado, en una imagen de Twitter.

 “Un joven del ISIS se infiltró en la vida de Ibrahim asegurando que era un desertor del grupo yihadista. Ibrahim le abrió su casa y le brindó su ayuda”, dice vía Skype Maruan, pseudónimo de un joven refugiado sirio en Urfa. “Todos los activistas le conocíamos. Lo que seguimos sin entender es cómo un yihadista del ISIS fue capaz de cruzar la frontera siria hasta Urfa y obetner un sello turco en su pasaporte”, cuestiona el joven activista.

Principal fuente de información

Poco antes del doble asesinato, RBSS era premiado por el Comité para la Protección de Periodistas. Ante la ausencia de periodistas internacionales en territorio del ISIS, RBSS se ha convertido en la principal fuente de información sobre lo que ocurre dentro. Sin ellos, poco se sabría sobre la realidad que acucia a los civiles en la capital yihadista. Para ello, Abu Ibrahim de 23 años, y uno de los fundadores de RBSS, asegura que entre 15 y 20 jóvenes varones arriesgan sus vidas diariamente dentro de Siria, y otra decena contribuyen desde el extranjero.

Tras los atentados de París, y la consecuente intensificación de bombardeos por parte de la aviación gala sobre Raqa, ISIS cerraba el cerco sobre los activistas. “No quieren que nadie informe desde dentro. Han cerrado todos los cafés de Internet, y prohibida su reapertura sin una autorización expresa de los yihadistas”, aseguraba entonces Abu Ahmed, coordinador de RBSS. Esta semana ISIS daba un paso más prohibiendo toda retransmisión por satélite e incluso castigando aquel que repare cualquier transmisor satelital.

RBSS cuenta con 199.000 seguidores en Facebook y más de 44.000 en Twitter. Su mayor presencia en los medios internacionales, frente a otras iniciativas locales, se explica por su oferta de contenidos en inglés.

También el Observatorio Para los Derechos Humanos, creado en 2006 y con sede en Londres, se ha erigido como la principal fuente de referencia y contador de la muerte en Siria. “Tenemos a más de 230 activistas a lo largo y ancho del país que nos ayudan a monitorear y cruzar informaciones para dar datos fiables”, asevera al teléfono su fundador Rami Abdurrahman. Están presentes en las redes sociales con más de 30,000 seguidores en Facebook y Twitter. Abdurrahman asegura que los datos que ofrecen, son solo los comprobados, y muy por debajo de la realidad. La últimas cifras estiman en 240,000 los muertos. Fuentes de la sociedad civil elevan a medio millón de personas las que han perdido la vida desde el inicio del conflicto en marzo de 2011.

Ambos colectivos se han establecido como fuentes fidedignas para nutrir a periodistas en la cobertura más peligrosa del mundo.

Más información