Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rey del porno vengativo, condenado a dos años de cárcel

Tendrá que indemnizar con 145 dólares a cada víctima y pasará tres años con acceso limitado a Internet

Hunter Moore (Woodland, 1986) es conocido como el rey del porno vengativo en Internet. No tanto por el contenido propio compartido, sino por crear una web dedicada a fomentar este delito a través de su web Is anyone up?, cuya finalidad era difundir imágenes íntimas de exparejas a modo de venganza. El FBI le detuvo el 23 de enero de 2014 y acaba de ser condenado por un juzgado de California a pasar dos años y medio en prisión y tres más sin acceso libre a Internet una vez que salga a la calle. En la sentencia se indica que tendrá que dar cuenta a las autoridades de cada “ordenador, aparato informático, nombre de usuario, contraseña, cuenta de correo y proveedor”.

La petición inicial era de siete años en prisión. Moore, además de pagar una multa de 2.000 dólares, pagará 145 dólares a cada una de las víctimas que fueron expuestas en su página web. Is anyone up? nació en 2010. En la misma iba publicando fotos de hombres y mujeres, muchas veces tomadas de sus perfiles de Twitter y Facebook, como represalia por dejar a su pareja. Algunas de las fotos salieron tras hackear ordenadores de exnovias de clientes. La web, que cerró en 2012, pasó a manos de un grupo antiacoso escolar, en 2012. Llegó a sumar 30 millones de páginas vistas al mes, una cifra que le permitió llegar a sumar hasta 10.000 dólares al mes en publicidad.

Su invento no solo mostraba desnudos sin consentimiento, sino que se incluía información como nombres reales y datos de contacto de las víctimas. Uno de los aspectos destacados en el juicio era su ánimo de escarnio, pues se esmeraba en incluir los perfiles de redes sociales de los protagonistas del contenido y lugar de trabajo. Otra de sus habilidades consistía en posicionar en buscadores toda esta información, de modo que cuando se buscase el nombre de una de las víctimas en Google, aparecería en los primeros resultados su foto practicando sexo. Tanto Facebook como eBay le cancelaron el acceso a sus servicios en 2013. La red social canceló también la página dedicada a su gato al darse cuenta de que la estaba usando para mofarse tras cancelar el perfil personal.

A finales de 2014, Moore fue detenido por el FBI por acceder a ordenadores ajenos sin permiso con ánimo de lucro. En ese momento, su página ya estaba cerrada, sin embargo, cobraba por usar sus habilidades de ciberseguridad para proveer a otros de información.

Esta es la sentencia más llamativa sobre este tipo de delitos, pero el marco legal de Estados Unidos no contempla el porno vengativo como algo tipificado.

Más información