Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia se blinda ante la cumbre del clima tras los atentados

París anuncia el despliegue de 8.000 agentes en las fronteras y 2.800 en el lugar donde serán las reuniones

Un policía patrulla en las instalaciones que acogerán la cumbre del clima.
Un policía patrulla en las instalaciones que acogerán la cumbre del clima. AP

En una Francia en estado de emergencia y de máxima alerta terrorista, París espera la llegada de unos 147 jefes de Estado y de gobierno para participar en la cumbre del clima COP21 que se inaugura el lunes, aunque las reuniones arrancan el domingo. El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, anunció este miércoles un masivo despliegue de seguridad: en total, 120.000 efectivos están movilizados por todo el país, 8.000 de ellos dedicados al control en las fronteras, que París restableció el mismo día de los atentados del 13 de noviembre. Unos 2.800 policías y gendarmes estarán desplegados en Le Bourget, localidad del norte de la región de París donde se celebra la cumbre. Las autoridades piden también a los parisinos evitar utilizar sus vehículos durante “unas horas” el domingo y el lunes, días en los que el transporte público será gratuito.

“En el contexto de amenaza muy elevado que vive nuestro país, el éxito de la COP21 es también el de la garantía máxima de la seguridad de esta manifestación”, indicó el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, en conferencia de prensa, acompañado entre otros por la ministra de Ecología, Ségolène Royal, y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo. “Las fuerzas del orden y los servicios del Estado concernidos, las colectividades locales, el Secretariado General de la COP21 trabajan desde hace semanas en perfecta colaboración para alcanzar este objetivo”.

El ministro recordó que París restableció el control en sus fronteras aéreas, terrestres y marítimas el 13 de noviembre por la mañana, antes de los atentados. Era una medida ya prevista para reforzar la seguridad de esta cumbre. En total, 8.000 efectivos están destinados a estos controles que, ahora, según el ministro, “se mantendrán el tiempo que lo requiera la amenaza terrorista”. Son “un elemento clave del mantenimiento de la seguridad en nuestro país en un contexto de amenaza elevada” y “permiten también protegernos de activistas violentos”, añadió. “Tendremos una política de tolerancia cero a este respecto”, dijo.

Las autoridades piden también a los parisinos que eviten desplazarse en coche “durante unas horas” los días del domingo y el lunes para facilitar la fluidez y la seguridad de la circulación entre la capital, el centro de convenciones de Le Bourget y los aeropuertos parisienses. En total, se espera la llegada de unas 40.000 personas de las delegaciones y organismos participantes en la cumbre. La alcaldesa Hidalgo indicó que ante estas “medidas excepcionales” los transportes públicos serán gratuitos durante esas dos jornadas. Varios tramos de autopista y carreteras estarán cerrados de 16,00 horas a 22,00 horas el domingo y durante casi todo el día del lunes, detalló la prefectura de la policía de París.

Los 147 jefes de Estado y de gobierno que participarán en la conferencia, entre los cuales los presidentes estadounidense Barack Obama y el chino Xi Jiping, rendirán también un homenaje a las víctimas de los atentados del 13 de noviembre, en los que murieron 130 personas, anunció Cazeneuve. La conferencia se celebra del 30 de noviembre al 11 de diciembre. Las grandes manifestaciones previstas la víspera de la apertura de la cumbre y el domingo 12 de diciembre han sido anuladas.