Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido conservador se perfila como ganador en Croacia

Los conservadores obtendrían 63 escaños y los socialdemócratas 52

Un hombre vota con su hijo en Zagreb.
Un hombre vota con su hijo en Zagreb. EFE

Los primeros resultados oficiales de las elecciones generales celebradas este domingo en Croacia otorgan a la opositora y conservadora Coalición patriótica una clara ventaja sobre el bloque gobernante Croacia crece, según la comisión electoral

Con el 15% de los votos escrutados, los conservadores liderados por la Unión Democrática Croata obtienen 63 escaños, frente a los 52 del grupo liderado por el Partido Socialdemócrata del primer ministro Zoran Milanovic.

De confirmarse las estimaciones, ninguno de los partidos obtendría la mayoría parlamentaria, de 151 escaños, por lo que será necesario formar un Gobierno de coalición.

La gran sorpresa es el nuevo partido centrista y reformista Most (Puente), que logra 17 escaños y se convierte en la formación bisagra para formar Gobierno. El fundador del nuevo partido, el joven alcalde de la ciudad dálmata de Metkovic, Bozo Petrov, de 36 años de edad, insiste en que no entrará en coalición con nadie que no apoye por escrito su lista de radicales reformas que propone. Éstas incluyen medidas en favor de una consolidación económica, modernización del Estado y mayores oportunidades para los jóvenes. Tanto conservadores como socialistas se manifestaron ayer como el “socio natural” de Most.

Economía e inmigración

El nuevo Gobierno tendrá que intentar asentar la recuperación económica después de seis años de recesión y lidiar con la llegada de miles de refugiados de Oriente Próximo al país, de camino hacia los países del norte de Europa.

Unos 340.000 refugiados han cruzado Croacia desde mediados de septiembre. El número de desplazados a través de la frontera con Serbia ha alcanzado en algunos días los 5.000 e incluso los 10.000 refugiados diarios. Pocos, sin embargo, permanecen en Croacia, uno de los Estados más pobres de la Unión Europea, con una tasa de paro del 16%.

Precisamente, la inmigración se ha convertido en uno de los principales temas de conflicto durante la campaña. La oposición ha acusado al Gobierno de Zoran Milanovic de ser demasiado blando e ineficiente en el manejo de los refugiados. El Gobierno ha cifrado el coste de la gestión de los refugiados en 265.000 euros diarios.