Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reino Unido cree que una bomba pudo derribar el avión del Sinaí

El ISIS reafirma que provocó la explosión del aparato en la que murieron 224 personas

Ramos de flores en San Petersburgo en homenaje a las víctimas. AP / ATLAS

El Gobierno británico decidió este miércoles suspender de forma temporal todos los vuelos procedentes de la ciudad egipcia de Sharm el Sheij con destino a Reino Unido, ante la preocupación por que el Airbus ruso que se estrelló el sábado en el Sinaí, con 224 personas a bordo, fuese derribado por un “artefacto explosivo”. Se trata de “una medida de precaución”, informó Downing Street, que el Gobierno tomó después de que “nuevas informaciones hayan salido a la luz”. Mientras, en EE UU crece la hipótesis de una bomba.

Downing Street aseguró que no conoce con certeza las causas del choque, “pero a medida que llega información, aumenta la inquietud porque el avión pudiera ser derribado”. Expertos en aviación viajaron de Reino Unido a Egipto, según la BBC, para revaluar las medidas de seguridad en el aeropuerto de la localidad turística de Sharm el Sheij.

La misma inquietud existe al otro lado del Atlántico. Según fuentes anónimas en la Administración estadounidense que citan varios medios americanos, aumentan los indicios de que el avión pudo ser derribado por una bomba.

Este miércoles por la mañana, el Estado Islámico (ISIS) se reafirmó en su alegación de que la tragedia fue producto de un atentado y no de un fallo técnico. De momento, y mientras los expertos analizan las cajas negras del aparato, las autoridades egipcias y rusas no han descartado hipótesis, pero no contemplan la del atentado como la más probable.

Misil improbable

Unas horas después del atentado, la filial egipcia del ISIS, Wilayat Sina (Provincia del Sinaí), ya aseguró ser responsable de que el avión se estrellara, pero no aportó pruebas para verificarlo. Desde entonces, se han sucedido las declaraciones de los dirigentes egipcios y rusos, a menudo contradictorias. Si bien el primer ministro egipcio, Sherif Ismael, dijo que era necesario esperar al fin de las investigaciones antes de establecer las causas del siniestro, el presidente, Abdelfatá al Sisi, descartó a la BBC un ataque del ISIS de forma contundente.

“Es propaganda decir que se estrelló por el ISIS. Es una forma de dañar la imagen de Egipto”, afirmó Al Sisi, que tiene previsto viajar hoy a Londres para entrevistarse con el primer ministro, David Cameron.

La comunidad de especialistas en yihadismo está dividida respecto a la veracidad de la reivindicación del ISIS. Mientras algunos sostienen que no se atribuye acciones que no ha perpetrado, otros apuntan que el grupo yihadista ya ha actuado en anteriores ocasiones de manera oportunista.

Los expertos sí coinciden en que es improbable que un misil abatiera el avión mientras volaba a cerca de 10.000 metros de altitud, pues el ISIS no dispone de la tecnología para hacerlo.

“Existe la poderosa impresión de que un artefacto explosivo se introdujo en el equipaje u otro lugar del avión”, citó la cadena CNN a esta fuente anónima. Un portavoz del Pentágono, que pidió ser prudente mientras la investigación siga abierta, recomendó a “los trabajadores estadounidenses no viajar al Sinaí”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información